Medios

¿Zarpó Trump a la Casa Blanca a bordo de las "fake news"? Este estudio sugiere que no

donald-trumpDesde que el controvertido Donald Trump se impusiera (sorprendentemente) en las urnas a su rival Hillary Clinton, mucho se ha hablado del supuesto papel que ejercieron en tan inesperada victoria las "fake news".

Sin embargo, un reciente informe del instituto de investigación National Bureau of Economic Research sugiere que las noticias falsas de las que tanto se ha hablado durante los últimos meses no inclinaron la balanza a favor de Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses.

El estudio, llevado a cabo por Hunt Alcott (Universidad de Nueva York) y Matthew Gentzkow (Universidad de Stanford) concluye que, pese a que las “fake news” jugaron indudablemente un papel en las últimas elecciones celebradas al otro lado del charco, su influencia sobre los votantes fue más bien nimia.

Y eso que el informe arroja algunas cifras que invitan inevitablemente a la preocupación. El 15% de los 1.200 estadounidenses entrevistados en el transcurso de la investigación por Alcott y Gentzkow admitió haberse topado con noticias falsas a lo largo de la campaña y el 8% confesó habérselas creído.

Las “fake news” difundidas durante la campaña a favor de Trump (30,3 millones de “shares”) se compartieron en Facebook tres veces más que aquellas encaminadas a mejorar la imagen de Clinton (7,6 millones de “shares”).

Aun así, para dar de verdad un vuelco a las elecciones, las “fake news” habrían tenido que cambiar los votos del 0,51% de la población estadounidense en edad de votar, algo altamente imparable.

“Nuestros datos sugieren que las redes sociales no fueron ni mucho menos la principal fuente de información a la hora de estar al tanto de las elecciones, e incluso las noticias falsas más populares llegaron únicamente a ojos de una pequeña fracción de la población estadounidenses”, señalan Alcott y Gentzkow.

“Para que las ‘fake news” hubieran conseguido cambiar el resultado de las elecciones, una única noticia falsa habría tenido que convencer al 0,7% de los votantes de Clinton y de los indecisos, una tasa de persuasión equivalente a ver la friolera de 36 campañas publicitarias televisivas”, añaden los investigadores.

Durante la última campaña electoral en Estados Unidos la fuente prioritaria de información de los votantes fue la televisión. Y los social media, donde se diseminaron la mayor de las “fake news” durante las elecciones, fue la fuente informativa más importante única y exclusivamente para el 14% de los votantes, quedando relegados de esta forma a la quinta posición.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir