líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El 64% de las empresas de moda españolas prevé entrar en nuevos mercados como una vía de crecimiento

Redacción

Escrito por Redacción

Esta semana se ha presentado el II Barómetro de Empresas de Moda en España, realizado por Vente-privee y Modaes. Este estudio ha sido presentado por Fernando Maudo, director general de Vente-Privee, y Pilar Riaño, directora de Modaes.es, con los que hemos estado desde MarketingDirecto.com.

Los datos expuestos por el estudio se consiguen a partir de una encuesta a 300 de las mayores empresas del sector en España. Éstas son compañías cuyo capital y centro de decisiones es español y su producto llega directamente al consumidor. Este barómetro presenta su segunda edición con algunas cuestiones repetidas para poder comprobar la evolución durante un año, además de algunos puntos en los que se ha centrado este año en concreto, como el IVA y los precios.

El primer punto del barómetro se centra en el desempeño, la facturación de las empresas. Y los resultados son optimistas, ya que el 72% de las empresas de moda cree que su desempeño mejoró durante el 2011, mientras que sólo retrocedió para el 9%. Sin embargo, las previsiones para el próximo año no son tan optimistas. Un 44% de las empresas piensa que la mejora será moderada, el 18% opina que será igual que en 2011, y un 16% apuesta por la que situación empeorará moderadamente.

En cuanto a la plantilla de estas empresas, durante el 2011 el 55% de las empresas aumentó el número de empleados, el 27% se mantuvo estable y tan sólo para el 18% retrocedió. Igual que sucede con la facturación, las previsiones para el futuro son algo más negativas. El 51% de las empresas cree que mantendrá estable su plantilla y el 27% piensa que el aumento será moderado. Estas cifras son peores que las del año anterior, cuando sólo el 6% de las empresas esperaba disminuir su plantilla, frente al 11% de este año.

La internacionalización es la gran apuesta para las empresas de moda. De hecho, la facturación en el exterior ha pasado de un 41% en 2010 a un 44% en 2011. No sólo grandes grupos, sino también cada vez más pymes se lanzan a la expansión y el 64% de las empresas de moda españolas prevé entrar en nuevos mercados como una vía de crecimiento. Por proximidad geográfica y facilidades, la zona euro sigue siendo clave. Pero muchas empresas se dirigen hacia otros mercados por el débil crecimiento económico de la eurozona, y se concentran en países como Rusia, Brasil, China, Reino Unido, Estados Unidos y México.

Respecto a la distribución, las franquicias y corners son las herramientas principales utilizadas por las empresas para incrementar su red comercial, con un 38% y 36% respectivamente. Un 47% de empresas con red de tiendas propias piensa que ésta aumentará con toda seguridad, mientras que para franquicias el número se reduce hasta el 41%.

El comercio electrónico es el otro punto fuerte de las empresas de moda españolas, con el 65% apostando por una tienda online propia. El peso de las ventas online sobre la facturación total ha pasado de un 5% en 2010 a un 8% en 2011. Se ha pasado además de una situación de no tener presencia en internet a páginas que ofrecían información sobre la misma. Ahora, la mayoría apuesta también por un canal de venta online, una tendencia que parece imparable. Las previsiones tampoco defraudan, con el 52% de las empresas opinando que las ventas online en 2012 crecerán.

En cuanto a los precios, se presentan como un elemento clave dada la difícil situación económica. El 69% de las empresas cree que mantendrá sus precios estables y el 48% opina que en general se mantendrán. Además en este aspecto se presentan algunas contradicciones, ya que el 61% de las empresas dice que los descuentos y las promociones son útiles para elevar las ventas. Pero el 47% también reconoce que la política de precios actual terminara siendo negativa a largo plazo para el sector de la moda. Aunque el estudio se realizó entre mayo y junio, y la noticia de la subida de IVA no era oficial, esta medida se intuía, ante lo que el 24% de las empresas dice que éste repercutirá sobre los márgenes de beneficios propios. La mayoría, el 46%, opta porque afectará por igual a los márgenes de la empresa y venta al público.

Por último, Fernando Maudo ha indicado que lo que ha cambiado es la percepción de las empresas. «Antes la página web era algo que había que tener, igual que los competidores. Después pasó a ser una cuestión de imagen y comunicación y en la actualidad es una herramienta, una plataforma de ventas«.

Para ver el vídeo de esta rueda de prensa, pulse aquí.

 

Cómo ha afectado el iPhone 5 al mercado de los smartphonesAnteriorSigueinteEntramos en el cerebro adolescente: una oportunidad única para el aprendizaje y el desarrollo social

Contenido patrocinado