Publicaciones

PRESENTACIÓN DEL LIBRO VERDE DEL CINE

Este libro recoge los análisis y opiniones de 25 profesionales de ámbitos diversos, desde la Universidad a los anunciantes, pasando por profesionales de la investigación, agencias de medios, agencias de publicidad, asociaciones profesionales, exhibidores, exclusivistas y empresas tecnológicas que están desarrollando y promocionando la digitalización del medio.

El público que asiste al cine pertenece a un target muy deseado por los anunciantes: gente joven o muy joven, estatus alto, urbano, tecnológicamente bien equipado, con buena actitud hacia la cultura, el ocio, los viajes y con un alto nivel de consumo. En definitiva, un público díficil de encontrar y muy anhelado por los anunciantes.

Es un medio idóneo para que los creativos se luzcan con piezas publicitarias de mayor duración, imágenes espectaculares, etc. Sin embargo, se reconoce que las adaptaciones de los spots de televisión al cine pueden llevar a la muerte creativa del medio cine.

Según declaración de los propios exclusivistas, la inversión publicitaria en cine está alrededor de los 40 millones de euros y en los últimos años ha sufrido un ligero retroceso, y aunque se ha reducido la asistencia al cine, no se explica este retroceso y se demanda a los profesionales que participan en la planificación táctica y estratégica que reflexionen sobre el medio y que lo pongan en el lugar que le corresponde.

El cine está muy poco saturado de publicidad, solamente el 1,1% del tiempo de emisión se dedica a publicidad, las piezas publicitarias son más largas que los spots de televisión, aunque se aprecia una ligera tendencia a reducir la duración, fruto de la adaptación de los spots de televisión al cine.

Mahou, Vodafone y Movistar son las marcas que más han invertido en el cine en los últimos cinco años. Los sectores que más han crecido en estos años han sido distribución y restauración, automoción y finanzas y seguros.

Unanimidad en la consideración del cine como un medio muy eficaz, eficacia que se le atribuye a tres aspectos:
-La predisposición del espectador: “Cómodamente sentado, dispuesto a disfrutar de no menos de dos horas de ocio, la sala a media luz, acompañado por su pareja o amigos, en silencio y sin móviles”.
-La publicidad en sí misma: “Piezas publicitarias más largas, mejor imagen y sonido, es un medio apropiado para que los creativos se recreen, muy poca saturación y la publicidad no interrumpe la película”.
El público: “Muy joven, estatus alto, buen nivel de estudios, urbano, moderno y con un alto nivel de consumo”.

Un GRP en el cine genera 100 veces más recuerdo que un GRP de televisión. Si consideramos que en el cine el precio del GRP es 42 veces mayor que en televisión, concluiremos que la publicidad en el cine es 2,4 veces más eficiente que en televisión.

Este libro deja sin contestar una pregunta fundamental y animamos a los profesionales de la publicidad a que reflexionen sobre ella:
siendo el cine un medio tan eficaz, ¿por qué este déficit de inversión?

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir