Campañas de Marketing

BOOTSCRAPER

En el año 2005, El banco ASB buscaba dirigirse a los granjeros de Nueva Zelanda quienes guardaban sus finanzas con otro banco. Estos granjeros habían establecido contratos a largo plazo con sus bancos, y no tenían predisposición para hablar. Estaban ocupados y se irritaban con facilidad ante las aproximaciones de las compañías de marketing (quienes habían demostrados una falta de entendimiento hacia ellos y sus negocios). Eran, además grandes clientes potenciales y ASB estaba interesado en sus negocios.

Los investigadores descubrieron que las relaciones interpersonales eran la clave. ASB tenían una gran reputación en ese aspecto, puesto que cuando las riadas golpearon el Norte de la Isla, los directivos del banco ASB se involucraron en el rescate del ganado y en salvar las propiedades. La gente sabía que estaban preparados para ayudar a los granjeros aunque para ello tuvieran que ensuciarse las manos. Para introducir un pie en los hogares de los granjeros realizaron esta campaña de marketing directo, con la promesa de que un directivo de ASB caminaría esa larga distancia hacia su granja para interesarse por sus negocios.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir