líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Burger King asegura que la alta cocina es solo casi tan buena como el Whopper

Burger King se mofa de la gastronomía de alto copete (que es solo casi tan buena como su Whopper)

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En una divertida campaña Burger King se atreve a comparar su famoso Whopper con platos de restaurantes de postín (que salen por supuesto perdiendo si se comparan con sus hamburguesas).

Burger King es una marca tremendamente orgullosa de sus hamburguesas, que a diferencia de las de la competencia (las de McDonald’s para más señas) se preparan a la parrilla, lo que les otorga un sabor único capaz de hacer la boca agua hasta a los paladares más sibaritas. Prueba del orgullo (elevado a la máxima potencia) que exuda la famosa cadena de hamburguesería cuando habla de sus productos es una divertida campaña lanzada recientemente en Francia en la que Burger King se atreve a comparar su famoso Whopper con platos de restaurantes de postín (que salen por supuesto perdiendo si se comparan con sus hamburguesas).

La nueva campaña de Burger King en el país vecino incluye varios spots para la televisión y diferentes anuncios de publicidad exterior y fija la mirada en diferentes personas que disfrutan de platos de alto copete en carísimos restaurantes ornados probablemente con varias estrellas Michelin.

Entre los platos gourmet que desfilan por la nueva campaña de Burger King en tierras francesas figuran delicias culinarias como las langostas flambeadas, las ostras con granizado de limón, la picanha de Wagyu y el sushi.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Esos platos no forman, no obstante, parte del nuevo menú de la multinacional estadounidense de comida rápida. Al fin y al cabo, ¿por qué iba a introducir Burger King cambios en su carta si los platos más exquisitos sobre la faz de la Tierra son solo casi tan buenos como su Whopper?

«Casi tan bueno como un Whopper es precisamente el lema» de la nueva campaña gala de Burger King, que no tiene prurito alguno en hacer sangre de la alta cocina.

En los cuatro spots y los diferentes carteles que integran su campaña (capaces de hacer salivar al espectador cual perro de Pavlov) Burger King se atreve a mofarse de la gastronomía gourmet para poner el valor el sabor y la generosidad de su Whopper. Se da además la circunstancia de que la celebérrima hamburguesa de Burger King no aparece ni siquiera en ningún momento en la campaña.

La marca no tiene al parecer ningún temor de que mostrando las deliciosas viandas de otros restaurantes sus clientes caigan en la tentación de visitar tales establecimientos (quizás porque su clientela no tiene la billetera lo suficientemente abultada como para incursionar en el universo de la alta cocina).

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

"Gusanitos: tan pequeños, tan grandes": La última campaña de Watson  AnteriorSigueinteAsí pueden los retailers online exprimir hasta la última gota el potencial del Black Friday

Contenido patrocinado