Campañas de Marketing

Deberes de verano para padres y madres, la nueva campaña de concienciación de Maslow

Hace unas semanas sonaron en la agencia todas las alarmas cuando leímos el estudio ‘Connected Life’ de la consultora TNS que revela que pasamos una media de 3 horas al día mirando la pantalla del móvil, una cifra que aumenta durante las vacaciones. En esta misma línea, la compañía americana DScout y la consultora Oracle Marketing Cloud afirman que consultamos nuestro smartphone 150 veces al día y tocamos su pantalla 2.617 veces. Y si a estos datos le sumamos a que la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha cambiado por primera vez después de 28 años su listado de patologías incluyendo la adicción a los videojuegos o que Proyecto Hombre ha tratado a 15 adolescentes en lo que llevamos de año por su dependencia a las tecnologías, sentimos que la cosa se va de madre.

Pero toda cara A, tiene su cara B. Y nosotros, que somos unos enamorados del verano, de sus planes, su salitre y los días en el pueblo, hemos pensado que, en vez de poner el foco en el problema, lo vamos a poner en la solución. ¿Cómo? Demostrándole a los papás y las mamás que este verano, ellos pueden ser la clave para que sus hijos aprendan cómo disfrutar de unas vacaciones increíbles, llenas de aventuras, como las de toda la vida. Para todos ellos hemos creado ‘el primer cuaderno de deberes para padres’. Un cuaderno con un solo ejercicio: dejar el móvil un buen rato.

Una edición especial con una tirada de 200 cuadernos distribuidos a padres y madres del territorio nacional, pero con la posibilidad de conseguir un ejemplar de esta peculiar edición a través de la web.

“En principio era sólo para nuestros familiares, amigos y clientes más cercanos. Pero ha gustado tanto que hemos decidido compartirlo con todo el mundo y #Deberesparapadres se ha transformado en una campaña de concienciación de Maslow”, señala Niño. “Es un hecho que pasamos demasiado tiempo mirando las pantallas”, añade su socio Pau Rodilla, “y por eso la idea del equipo creativo ha sido hacer algo que despertara conciencias y que hiciera reflexionar sobre el ejemplo que estamos dando a nuestros hijos: somos su modelo a seguir y para que no abusen del móvil es imprescindible que nosotros tampoco lo hagamos”. El cuadernillo de deberes es una caja con hueco en su interior en el que puedes guardar el teléfono, “el único ejercicio que hay que hacer es alejarse de él, aunque sea un rato. Además, lo acompañamos con un vídeo que sirve de manual de instrucciones”, añade.

Una iniciativa con una única pretensión: que este verano papás, mamás y peques expriman sus vacaciones al máximo, disfruten, aprendan y desconecten un poco de las tecnologías.

Agencia:Agencia Maslow
Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir