líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Liquid Death reta a la Super Bowl con "el anuncio más grande de todos los tiempos"

¿La Super Bowl o el supermercado? Liquid Death se rebela contra el revuelo publicitario de la Super Bowl

Fabiana Seara

Escrito por Fabiana Seara

La marca de agua enlatada, Liquid Death se revela contra la Super Bowl:¿Por qué gastar millones de dólares cuando hay una opción más barata?

Se estima que 110 millones de personas verán la Super Bowl de 2024 el próximo 11 de febrero de 2024, convirtiendo a la gran final de la NFL en uno de los escenarios predilectos del mundo de la publicidad. Pero, desde Liquid Death se han propuesto una rebelión contra el revuelo publicitario del partido, porque 110 millones de personas no es nada comparado con el número de personas que se encuentran con el agua en los pasillos de los supermercados.

En su nueva campaña Liquid Death, la irreverente marca de agua enlatada, destaca que cada semana unas 200 millones de personas son impactadas por sus productos. Entonces, ¿por qué gastar millones de dólares en el Super Bowl, cuando los anunciantes pueden pegar su mensaje en el empaque de Liquid Death?

Siguiendo este argumento la marca subasta «el anuncio más grande de todos los tiempos», pero no en las pantallas del Allegiant Stadium, sino en una tirada de 500.000 cajas de Liquid Death. De esta forma Liquid Death anima a los anunciantes a evitar un gasto de millones de dólares, pero ¿qué marca se quedará con el anuncio?

La oferta ha sido especialmente atractiva, y los interesados se encuentran inmersos en una puja por el espacio publicitario en Ebay. Actualmente la oferta más alta de la subasta supera los 9.000 dólares.

Si no visualizas correctamente el vídeo, haz clic aquí.

Liquid Death compite con los espacios publicitarios de la Super Bowl

En 2023 la marca emitió un anuncio durante la gran final de la NFL, pero no participarán en la edición de este año. Andy Pearson, vicepresidente de Liquid Death, destacó en declaraciones a la revista Muse, que al igual que muchos otros anunciantes consideraron comprar un espacio publicitario en la Super Bowl. «Pero los precios se han vuelto tan astronómicos que no pudimos justificarlo».

«Nos dimos cuenta de que, cuando sumas a todos nuestros principales minoristas, ya estamos obteniendo el doble de impresiones en las tiendas cada semana. Entonces, ¿por qué no darle a alguien más la oportunidad de llegar a una gran audiencia que no quería tirar todo ese dinero por un anuncio en un partido de fútbol?», se pregunta.

Además, Pearson destaca que a medida que los medios se siguen fragmentando, la Super Bowl se mantiene como una experiencia colectiva para la audiencia, lo que genera una buena oportunidad de impacto para las marcas. «Dicho esto, hay muchos Super Bowls sucediendo a nuestro alrededor todo el tiempo si realmente te paras a pensar en ello. Eso es lo que queríamos mostrar aquí», explica.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Cien años de Juegos Olímpicos de Invierno: la nueva campaña de Burns para el COIAnteriorSigueinteAmazon incursiona en el ramo del lujo de segundo mano de la mano de HEWI

Contenido patrocinado