líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Así se burla esta marca de cerveza de la última campaña de Calvin Klein

Con barriga (cervecera) y a lo loco: este spot se mofa de la campaña de Jeremy Allen White para Calvin Klein

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra Actualizado el

El nuevo anuncio de la marca de cerveza BRLO se inspira (con ánimo paródico) en la cacareada campaña de Jeremy Allen White para Calvin Klein.

Las campañas en las que las modelos y los modelos muestran orgullosos sus cuerpos (generalmente pluscuamperfectos) se restringen normalmente al ámbito de la lencería, la cosmética y la moda. Las marcas de cerveza no apuestan habitualmente por este tipo de publicidad, que es contemplada a menudo con ojos críticos por la glorificación de la belleza absolutamente inmaculada (e irreal) que promueven. BRLO, una marca de cerveza afincada en Berlín, se ha atrevido, no obstante, a ir contracorriente y a mostrar mucha carne en su último anuncio, tanta como la que muestra Jeremy Allen White en el cacareado spot protagonizado por el actor para Calvin Klein.

El anuncio de BRLO está a todas luces inspirado en ese spot de Calvin Klein y lo imita, de hecho, fotograma a fotograma. Sin embargo, su protagonista no es ningún émulo de Jeremy Allen White y su físico nada tiene de apolíneo. Quien acapara todos los focos en el anuncio de BRLO es un hombre peludo y son sobrepeso que se siente perfectamente en paz consigo mismo y con su cuerpo.

En el anuncio, rubricado por la agencia Deloitte Digital Hamburgo, la productora Pulloverfilms y el director Charley Stadler, el protagonista decide relajarse regando el gaznate con Naked, la cerveza sin alcohol de BRLO, tras una rutina de ejercicio que se presume extenuante.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Tras subir corriendo las escaleras, el protagonista llega a la azotea del edificio donde reside y comienza a despojarse de prendas de ropa. Y cuando se desprende finalmente de los calzoncillos y queda completamente desnudo (a excepción de los calcetines y las zapatillas), se apoltrona cómodamente en un sofá (similar al que aparece en la campaña de Calvin Klein) para beberse un botellín de cerveza mientras disfruta del soberbio «skyline» de Berlín.

El spot no es sino una parodia de la campaña viral protagonizada por Jeremy Allen White para Calvin Klein y su objetivo es imprimir una gruesa pátina de verdad a la artística pero poco realista idea en torno a la cual pivota esa campaña. «John Hegarty escribió hace poco, en referencia a la campaña de Calvin Klein, que el arte sin verdad era simplemente decoración. Nuestra parodia cede precisamente todo el protagonismo a esa verdad de manera muy humorística y colocando bajo los focos un producto que resulta en todo caso mucho más adecuado», explica Reza Ramezani, chief creative officer de Deloitte Digital Hamburgo.

Mientras la campaña de Calvin Klein resulta mucho más estereotipada y está inevitablemente a merced de los clichés, el spot de BRLO supura verdad por todos los poros, lo cual lo convierte en perfecto adalid de la tan en boga publicidad «body positive».

BRLO no, de todos modos, la única marca que ha tenido a bien hacer sangre de la última campaña de Calvin Klein. Hace unas semanas la marca de maletas Away tuvo la ocurrencia de parodiar la campaña de Jeremy Allen White para Calvin Klein eligiendo en este caso como protagonistas sus propios productos, a los que enfundó un par de calzoncillos y retrató frente a los majestuosos rascacielos de Nueva York.

La campaña de BRLO, que cuenta con el soporte de la agencia de relaciones públicas Achtung Mary!, ha visto la luz en las redes sociales de la marca de cerveza y estará asimismo apoyada por más acciones en estos canales.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

El Andorra Digital Congress reunirá al mundo negocios digitales en su primera ediciónAnteriorSigueintePremios Oscar: dónde ver las películas nominadas según las plataformas de streaming

Contenido patrocinado