Diccionario Marketing » B » Branding

Branding

El branding es un proceso de construcción y definición de una marca. Es decir, es el conjunto de acciones que generan imagen empresarial, credibilidad y reputación, dirigidas a la proyección de una imagen positiva para la sociedad. De esta forma, el branding resalta la cultura, el conocimiento y especialmente la gestión de la marca, la cual se convierte en el eje esencial de la estrategia empresarial.

Así, podemos definir el branding como el conjunto de naming, identidad corporativa, posicionamiento, lealtad y arquitectura de marca.

¿Para qué sirve el branding?

Actualmente, la diferenciación en el mercado en vital ya que implica, de forma directa, la existencia de nuestra marca. Y nos referimos a la marca como aquello que nos distingue de la competencia y el elemento con el que los usuarios nos perciben y tienen una imagen sobre nuestra empresa.

En un entorno competitivo con productos cada vez más similares, es necesario que la empresa sepa diferenciarse. Y aquí entra la función del branding o el poder de la marca que debe formar una historia a través de una determinada experiencia para transmitir una emoción.

El objetivo principal del banding es siempre reconocer la marca de la empresa en el mercado. Esto es posicionarla y ubicarla en la mente de los consumidores para que la tengan en cuenta a la hora de comprar. Pero para llegar a este punto habrá que pasar primero por un plan de marketing en el que se especifiquen las acciones a llevar a cabo a través de unos conceptos desarrollados pensando en que el consumidor visualice nuestro producto o servicio y los tenga en consideración. Por tanto, es importante resaltar los valores de la marca, generar credibilidad y confianza, fortalecer la identidad de sus productos o servicios y diferenciarse de la competencia.

Ejemplos de branding

Branding de empresa

Se trata del branding corporativo y el más tradicional, es decir, el enlazado de una marca con su empresa.

Branding personal

Desde que nacieron las redes sociales este tipo de branding se ha vuelto más popular entre los usuarios. También se llama marca personal y es lo referido a convertir tu propia persona, tu propio nombre, con un determinado producto o servicio como referente en el sector.

Un ejemplo serían los influencers, que con su personalidad y contenido digital atraen a las marcas para promocionarse con ellos.

Branding de empleado

En este tipo de branding el empleado empieza a formar parte de la estrategia de marca como elemento esencial, en lugar de ir acorde con el proyecto como trabajador.

Algunos ejemplos serían Google o Apple, empresas que aportan multitud de beneficios a los empleados, como viajes, fruta y café gratis, transporte gratuito o salas de descanso.

Branding social

Este tipo de branding busca aportar valor a una marca a través de su compromiso con algún problema social o medioambiental.

Dove o Ausonia, comprometidas con el cáncer de mama y las mujeres en general, serían un claro ejemplo de este tipo de branding

Co-branding

Se trata de una alianza entre dos empresas con el objetivo de crear un nuevo producto a través de las sinergias de ambas compañías que buscan complementarse la una a la otra.

El chocolate Milka con Oreo en forma de tableta es un claro ejemplo de co-branding entre dos marcas muy parecidas en cuanto a sus productos ofrecidos.

Más información sobre branding

– «10 ejemplos que demuestran que la sencillez funciona al crear el branding de una marca»

– «Las tendencias del branding en 2020»

– «¿Cómo llevar a cabo una gestión de branding exitosa?»

– Definición de «marca»

– Definición de «objetivo«

Enamorando

Newsletter

Informa

Atresmedia