líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cliente activo

Tipo de cliente que ha realizado una compra en un tiempo muy reciente y es objeto de acciones y promociones especiales de postventa y seguimiento con el fin de fidelizarlo y que se convierta en cliente habitual o cliente cautivo, en el mejor de los casos.

¿Para qué sirve un cliente activo?

  • Ingresos continuos: los clientes activos compran regularmente, lo que significa ingresos estables. Retener a estos clientes puede ser más rentable que adquirir nuevos.
  • Lealtad: es más probable que un cliente activo se quede con la marca. A través de la fidelización, es posible ganar una mayor cuota de mercado y aumentar el gasto de los clientes.
  • Retroalimentación y mejora: los clientes positivos tienden a estar más dispuestos a dar retroalimentación y críticas. Puede ser una valiosa fuente de información para mejorar los productos, los servicios y la experiencia general del cliente.
  • Recomendaciones y boca a boca: un cliente activo y satisfecho es más probable que recomiende un producto o servicio a amigos y familiares, actuando como embajador de la marca.
  • Previsibilidad de ventas: al comprender y mantener activos a los clientes, las empresas pueden predecir más fácilmente las tendencias de ventas y planificar mejor el inventario, la producción y las áreas operativas.
  • Personalización y segmentación: Los datos recopilados de clientes activos permiten una segmentación y personalización más efectiva de ofertas y comunicaciones, lo que puede aumentar la satisfacción y mantenerla.
  • Reducción de costos: por lo general, cuesta menos retener a un cliente existente que adquirir uno nuevo. Los clientes activos ya conocen la marca y requieren menos gastos de marketing para generar una compra.
  • Valor de vida del cliente (CLV): los clientes activos tienden a tener un valor de vida del cliente más alto. Es una métrica importante en marketing que representa el valor total que un cliente representa para una empresa en el transcurso de una relación.

Características de los clientes activos

  • Compras frecuentes: realizan compras o transacciones de manera regular y continua.
  • Compromiso con la marca: se involucran activamente con la marca a través de las redes sociales, suscripciones a boletines, asistencia a eventos y más.
  • Responder a ofertas y promociones: tienden a responder positivamente a ofertas especiales, promociones y programas de fidelización.
  • Dar feedback: están más dispuestos a dar feedback y críticas, ya sean positivas o constructivas.
  • Brand Ambassadors: pueden convertirse en defensores de la marca, recomendándola a amigos y familiares.
  • Altamente Comprometidos: demuestran un alto nivel de compromiso con la marca, producto o servicio.
  • Conexión emocional: pueden sentir una conexión emocional con una marca o producto que va más allá de una mera transacción comercial.
  • Expectativas Claras: tienen expectativas claras y específicas sobre lo que quieren de la marca, producto o servicio.
  • Uso frecuente de canales digitales: si es posible, pueden interactuar regularmente con la marca a través de canales digitales como sitio web, aplicación móvil, etc.
  • Mayor valor de vida del cliente (CLV): tienen un mayor valor de vida del cliente debido a su apego y lealtad continuos a la marca.
  • Sensible a cambios y mejoras: es más probable que noten, aprecien y respondan a las mejoras y cambios en un producto o servicio.
  • Datos demográficos específicos: según la empresa y el producto, los clientes activos pueden pertenecer a grupos demográficos específicos que se sienten particularmente atraídos por los productos de la marca.
  • Comportamiento predecible: sus hábitos de compra y patrones de comportamiento pueden ser más predecibles según los datos históricos.

¿Cómo convertir clientes inactivos en activos?

  • Identificar la causa de la inactividad: entender por qué los clientes están inactivos es el primer paso. Esto podría deberse a la insatisfacción con el producto, al mal servicio al cliente, a los altos precios o simplemente a la falta de demanda. Una vez que comprenda el motivo, puede abordarlo directamente.
  • Clientes inactivos del segmento: no todos los clientes inactivos son iguales. Algunos pueden haber sido muy activos en el pasado, mientras que otros pueden no haberlo sido nunca. Segmentarlos le permite dirigirse a cada grupo de manera más efectiva.
  • Comunicación personalizada: envíe correos electrónicos, mensajes de texto o incluso comunicación cara a cara para abordar sus necesidades e inquietudes únicas. Las ofertas personalizadas pueden ser especialmente efectivas.
  • Ofertas de incentivos: los descuentos, cupones o el acceso exclusivo a nuevos productos o servicios pueden alentar a los clientes inactivos a regresar.
  • Mejore el servicio al cliente: si el tiempo de inactividad se debe a una mala experiencia, asegúrese de abordar cualquier problema y comunicar las mejoras directamente a los clientes.
  • Solicitar comentarios: solicite a los clientes inactivos que proporcionen comentarios sobre por qué dejaron de interactuar con su negocio. Esto no solo le brindará información valiosa, sino que también demostrará que valora su opinión.
  • Supervisión del comportamiento: utilice herramientas de análisis para supervisar el comportamiento de los clientes inactivos en su sitio web o aplicación. Esto puede ayudarlo a comprender sus intereses actuales y orientarlos de manera más efectiva.
  • Cree contenido relevante: proporcione contenido relevante y atractivo a los clientes inactivos, como blogs, videos o tutoriales que puedan ser de su interés.
  • Optimice la experiencia del usuario: si un sitio web o una aplicación son difíciles de usar, mejore la experiencia del usuario para volver a atraer fácilmente a los clientes inactivos.
  • Programas de fidelización: introduzca o marque programas de fidelización que puedan animar a los clientes inactivos a realizar nuevas compras.
  • Comunicación de cambios y mejoras: si ha realizado cambios importantes en su producto o servicio, asegúrese de comunicar esos cambios a los clientes inactivos, ya que esto puede ser un factor en su inactividad.
  • Proporcionar canales abiertos de comunicación: facilitar el proceso por el cual los clientes inactivos se ponen en contacto contigo, para resolver dudas, incidencias o simplemente para obtener más información.
  • Sea paciente y persistente: la conversión de clientes inactivos puede ser un proceso lento. Mantenga una comunicación regular y recordatorios, pero no sea intrusivo.

Saber más sobre cliente activo