líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cliente apático

El cliente apático es un tipo de cliente muy parecido al amorfo, con la diferencia de que éste reflexiona sus decisiones aunque a veces no pase a la acción. No opone resistencia a las propuestas u ofertas que se le hagan, a menos que le requiera realizar un esfuerzo.

Características del cliente apático

  • Falta de entusiasmo: no muestran pasión o entusiasmo por el producto, servicio o experiencia. Su actitud es generalmente neutral o indiferente.
  • Desapego emocional: no tienen conexión emocional con la marca, lo que significa que no se sienten leales ni apegados a la marca.
  • Compromiso bajo: estos clientes generalmente no están interesados ??en participar activamente en encuestas, brindar comentarios o interactuar con marcas en las redes sociales.
  • Comentarios neutrales: en las raras ocasiones que dan comentarios, sus comentarios suelen ser neutrales, ni positivos ni negativos.
  • Decisiones basadas en la conveniencia: sus elecciones de compra pueden basarse más en factores prácticos, como el precio o la conveniencia, que en la calidad del producto, la lealtad a la marca o la experiencia ofrecida.
  • Facilidad para cambiar de marca: debido a que no están fuertemente comprometidos con una marca en particular, es probable que cambien a un competidor si perciben una ventaja, por pequeña que sea.
  • Baja respuesta a las iniciativas de marketing: las campañas de marketing, las promociones o la publicidad a menudo tienen poco impacto en su comportamiento de compra.
  • Comunicación inactiva: es poco probable que abran correos electrónicos promocionales, sigan marcas en las redes sociales o interactúen con el contenido proporcionado por las marcas.
  • Falta de evangelización: a diferencia de los clientes apasionados o leales, los clientes indiferentes no recomendarán activamente la marca o el producto a otros.

Tipos de cliente apático

  • Clientes indecisos: tiende a retrasar las decisiones de compra. A menudo requiere múltiples interacciones o puntos de contacto antes de tomar una decisión. No estás seguro de lo que realmente quieres o necesitas.
  • Los clientes carecen de conocimientos: no tienen conocimientos suficientes sobre productos y servicios, por lo que
    Puede que no sea consciente de todas las características o beneficios, lo que le lleva a la apatía.
  • Clientes de Oportunidad: compras basadas principalmente en descuentos, incentivos o conveniencia. No demuestran lealtad a una marca en particular. Simplemente busca la mejor oferta en este momento.
  • Clientes pasivos: compra sin entusiasmo ni pasión. Pueden comprar un producto o servicio porque está familiarizado con él, no porque esté particularmente satisfecho o entusiasmado con él.
  • Los clientes no están comprometidos: no tienen interacción o compromiso con la marca más allá de las transacciones necesarias. Es probable que ignore las comunicaciones de marketing y no participe en encuestas o programas de fidelización.
  • Clientes silenciosos: aunque puedan sentirse indiferentes o insatisfechos, no expresan abiertamente su indiferencia o preocupación. Este cliente puede desaparecer o cambiarse a un competidor sin previo aviso.
  • Clientes saturados: se siente abrumado por demasiadas opciones, información o mensajes promocionales. Demasiada exposición puede volverle desconectado y letárgico.

Saber más sobre cliente apático