líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Competencia de forma de producto

Tipo de competencia entre diferentes presentaciones de un mismo producto, que pueden ser incluso de la misma marca. Un ejemplo puede ser el detergente en polvo que compite con el detergente líquido. También denominada competencia de tipo de producto.

¿Para qué sirve la competencia en forma de producto?

  • Estimular la innovación: la competencia en la forma de productos impulsa a las empresas a innovar y mejorar continuamente sus productos para destacarse de las alternativas y satisfacer mejor las necesidades de los consumidores.
  • Identificación de oportunidades de mercado: mediante el análisis de la competencia de productos, las empresas pueden identificar nichos o necesidades insatisfechas que pueden abordar con productos o nuevas funciones.
  • Desarrollo de estrategias de diferenciación: la competencia en forma de producto permite a las empresas desarrollar y refinar estrategias de diferenciación que resaltan las características únicas del producto que lo hacen popular y preferido sobre otros productos.
  • Ayudar a comprender mejor a los consumidores: permite a las empresas comprender mejor las necesidades y los deseos de sus clientes, lo que puede ayudar a guiar el desarrollo de productos y las estrategias de marketing.
  • Acelerar el crecimiento y la expansión: las empresas que pueden competir con éxito en forma de producto a menudo pueden capturar una mayor participación de mercado y experimentar un crecimiento y una expansión significativos.
  • Precio y valor: el análisis de la competencia basado en el producto también puede ayudar a las empresas a determinar el precio de sus productos en función del valor que brindan en comparación con las alternativas disponibles en el mercado.

Tipos de competencia en forma de producto

  • Competencia directa: esto ocurre cuando dos productos son diferentes en términos de diseño o características, pero satisfacen exactamente la misma necesidad del consumidor. Por ejemplo, dos marcas de bicicletas pueden competir directamente entre sí, aunque las bicicletas sean diferentes en términos de diseño, materiales, etc.
  • Competencia sustituta: este tipo de competencia ocurre cuando un producto puede reemplazar a otro para satisfacer una necesidad particular del consumidor. Por ejemplo, una persona podría elegir entre comprar un automóvil o una motocicleta para satisfacer su necesidad de transporte.
  • Competencia indirecta: esta ocurre cuando los productos son diferentes en forma pero pueden satisfacer una necesidad similar. Por ejemplo, un consumidor podría satisfacer su necesidad de entretenimiento viendo la televisión, leyendo un libro o jugando a un videojuego. Estos productos son muy diferentes en forma, pero todos pueden satisfacer la necesidad de entretenimiento.
  • Competencia por categoría de producto: aquí, los productos que pertenecen a diferentes categorías, pero que satisfacen una necesidad similar, competirían entre sí. Por ejemplo, una tablet y un ordenador portátil pueden competir entre sí para satisfacer las necesidades de computación de un consumidor.

Características de la competencia en forma de producto

  • Productos similares o sustitutos: en la competencia por producto, los productos de diferentes empresas son sustitutivos entre sí en el sentido de que satisfacen la misma necesidad básica del consumidor. Pueden variar en términos de diseño, características, calidad, precio, marca, etc., pero cumplen la misma función básica.
  • Innovación y mejora constante: dada la competencia directa, las empresas a menudo se esfuerzan por innovar y mejorar constantemente sus productos para obtener una ventaja competitiva. Esto puede incluir la adición de nuevas características, mejoras en la calidad o el diseño, y otras innovaciones.
  • Estrategias de diferenciación: Las empresas en la competencia por producto a menudo adoptan estrategias de diferenciación para hacer que sus productos se destaquen de la competencia. Esto puede implicar la diferenciación en términos de características del producto, diseño, calidad, servicio al cliente, branding, etc.
  • Importancia de la marca: la marca puede ser particularmente importante en la competencia por producto. Las empresas a menudo se esfuerzan por construir y mantener una marca fuerte que los consumidores asocien con la calidad, la fiabilidad, el valor, etc.
  • Estrategias de precios: las empresas en la competencia por producto a menudo utilizan estrategias de precios para atraer a los consumidores. Esto puede implicar la fijación de precios competitivos, la oferta de descuentos o promociones, la implementación de estrategias de precios premium, etc.
  • Mercadotecnia y publicidad: en la competencia por producto, la mercadotecnia y la publicidad juegan un papel crucial para crear conciencia de marca, destacar las características y beneficios únicos del producto, y persuadir a los consumidores para que elijan su producto sobre los de la competencia.

Saber más sobre competencia en forma de producto