líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Copia por contacto

Reproducción de una imagen original, en película o papel, a través de un sistema de exposición, conservando la copia y el original con sus emulsiones fotográficas en contacto.

¿Para qué sirve una copia por contacto?

  • Reproducción: una copia por contacto puede ser utilizada para reproducir una imagen original, creando una copia exacta de la misma. Esto puede ser útil en situaciones en las que se necesita una copia de seguridad de una fotografía importante, o para crear múltiples copias de una imagen para su distribución o venta.
  • Ampliación o reducción: también puede ser utilizada para crear una versión más grande o más pequeña de una imagen original. Al ajustar la distancia entre la imagen original y el papel fotosensible, se puede controlar el tamaño final de la copia.
  • Experimentación creativa: puede ser utilizada como una técnica creativa en sí misma. Al manipular la exposición, el contraste y otros factores, se puede crear una copia que tenga una estética única y distintiva.

¿Cómo se realiza una copia por contacto?

  • Preparación de los materiales: coloca el papel fotosensible en una superficie plana y limpia. Si estás utilizando papel fotográfico, asegúrate de que esté en buenas condiciones y que no tenga daños ni rasguños. Si estás utilizando papel de contacto, asegúrate de que las dos caras del papel estén separadas por una capa protectora que debes retirar antes de usarlo.
  • Coloca la imagen original: coloca la imagen original sobre el papel fotosensible con la cara que quieres reproducir en contacto directo con el papel. Asegúrate de que la imagen esté correctamente alineada y centrada. Si estás utilizando un marco de contacto, ciérralo suavemente para mantener la imagen en su lugar.
  • Exposición a la luz: coloca el papel con la imagen original y el papel fotosensible en un área oscura y plana, y luego enciende la luz de ampliadora o la lámpara de luz blanca. Expon el papel fotosensible a la luz durante unos segundos o minutos, dependiendo del tipo de papel y la fuente de luz que estés utilizando.
  • Revelado: después de la exposición a la luz, retira la imagen original y lleva el papel fotosensible a una bandeja de revelado con líquido revelador. Agita suavemente el papel para cubrirlo uniformemente con el revelador, y déjalo en el líquido durante el tiempo recomendado en las instrucciones del fabricante.
  • Fijación: después del revelado, lleva el papel a una bandeja de fijador para detener el proceso de revelado y fijar la imagen en el papel. Agita suavemente el papel en el fijador durante el tiempo recomendado por el fabricante.
  • Lavado: después de fijar el papel, lávalo cuidadosamente en agua corriente para eliminar cualquier residuo de químicos y asegurarte de que la imagen quede bien fijada. Deja secar el papel en un lugar limpio y seco antes de manipularlo o enmarcarlo.

Saber más sobre copia por contacto