líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Croma

Es una técnica audiovisual que consiste en una pantalla verde que posteriormente mediante edición digital se sustituye por otra imagen o video. Para ello mediante un proceso de postproducción se extrae el color verde o azul de la imagen y se sustituye.

¿Para qué sirve el croma?

El croma es un recurso audiovisual muy utilizado en cine y televisión, especialmente en aquellas producciones que necesitan efectos especiales. El croma se utiliza cuando es muy caro o imposible rodar en determinadas ubicaciones. Su función es indispensable en las películas o series de ciencia ficción.

Tipos de croma

  • Casero: cualquier persona puede fabricar un pequeño croma para sus proyectos personales. Para ello solo necesitamos una tela azul o verde y un soporte que mantenga la tela lisa. Además de conocimientos de edición.
  • De estudio: son cromas más caros que están diseñados específicamente para una producción en concreto abarcando una área mayor y las necesidades que requiere el rodaje.
  • Cromas portátiles: son fácilmente transportables y suelen contar con dispositivos de instalación adaptados a múltiples situaciones. Se utilizan cuando es necesario el rodaje en exteriores o cuando no hay un set fijo de rodaje. También son muy útiles cuando necesitamos el croma para representar elementos más pequeños de una imagen o personajes que van a ser animados en postproducción.

Consejos para utilizar un croma

  • La iluminación ha de ser suave y homogénea: si optas por focos monofocales correrás el riesgo de crear sombras incómodas y de difícil manejo en la postproducción.
  • La iluminación del croma ha de ser diferente de la de la persona en escena: Se trata de una técnica que te ayudará a diferenciar fondo y sujeto una vez te encuentres en pleno proceso de edición.
  • La persona ha de estar separada del croma unos dos metros como mínimo: con esto conseguirás reducir las sombras y además podrás contar con cierto margen a la hora de adaptar el fondo posteriormente. Ya que evitarás que la luz que refleja el fondo se refleje también en el actor, complicando el proceso de aplicar la técnica con resultados óptimos, pues el recorte sería sumamente difícil, ya que el color que buscamos sustituir estaría por todas partes en el actor o personaje
  • El fondo del croma ha de ser liso: para ello se recomienda que utilices pinzas que consigan tensar la tela, se deben evitar arrugas e irregularidades en la pantalla. De esta manera será más fácil lograr un color consistente y uniforme sin partes oscuras.
  • Color diferente: no debemos incorporar elementos con el mismo color del fondo, si al momento del rodaje existe un elemento del color del croma (verde o azul), en el proceso de edición desaparecerá y no se mostrará una vez que hagamos el montaje.
  • Ajustar la cámara: será conveniente realizar ajustes a la cámara, relativos a su sensibilidad, que debe ser lo más baja posible. La temperatura de color debe ajustarse a la temperatura de color de las luces. No se deberás utilizar filtros durante la grabación o aparecerán los problemas para reemplazar el color del fondo por la imagen o vídeo. El personaje debe estar bien definido y enfocado.

Saber más sobre croma