líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cuadríptico

Un cuadríptico es un folleto con ocho caras plegadas al centro, formando un doble díptico que contiene información en forma de texto, imágenes, gráficas para que el mensaje llegue de forma clara a los receptores.

¿Para qué sirve un cuadríptico?

Los cuadrípticos ofrecen información muy estructurada y los pliegues múltiples permiten que un folleto con mucha información se pliegue reduciendo su tamaño siendo así más manejable para el usuario. Podemos usarlo con finalidades informativas, propagandísticas, publicitarias, comerciales, institucionales, etc.

Un cuadríptico podemos usarlo fácilmente como un catálogo en pequeño en el que podemos incluir una línea de productos o servicios, ya sean los más importantes, los más nuevos, o aquellos a los que deseamos darles un impulso especial ya sea por oferta o por introducción.

Partes de un cuadríptico

  • Carátula o portada principal: esta sección del cuadríptico es la más importante, ya que es la primera que se ve, por lo que debe llamar la atención de la persona que lo lee a primera vista para que se interese en continuar leyéndolo. La portada debe indicarnos a simple vista cuál es el tema del que trata.
  • Interiores: es la parte del impreso en la que va a ir nuestro mensaje principal y es aquí donde debemos ser más creativos. Ya que contamos con cuatro secciones en las que incluir nuestros textos e imágenes, debemos pensar con antelación cuál será el diseño del mismo para hacer el cuadríptico lo mas funcional posible dependiendo del objetivo que persigamos con su creación.
  • Contraportada: en esta sección ponemos los datos necesarios para que los clientes potenciales puedan contactar con nosotros. Es importante que esta sección sea muy visible y que los datos sean correctos para que los interesados puedan recurrir a nosotros con facilidad.

Tipos de cuadrípticos

Cuando creamos un cuadríptico es importante que tengamos en cuenta cómo vamos a doblarlo para colocar la información en un orden lógico según el receptor va abriendo o desdoblando el cuadríptico y tener cuidado para que ni las imágenes ni el texto queden colocados entre dobleces.

  • Cuadríptico plegado en ventana: permite abrir el documento como si fueran las dos hojas de una ventana. De este modo, se amplía la zona de portada y ambas páginas iniciales se abren desde el centro, permitiendo acceder al interior informativo. Se utiliza cuando se pretende obtener un impacto inicial muy poderoso y asignar una importancia homogénea a todo el contenido.
  • Cuadríptico plegado en cruz: utiliza dos o más pliegues perpendiculares. Aporta una apariencia final de tablero cruzado. Suele ser habitual en la realización de mapas y planos, los cuales se despliegan progresivamente para su visionado general.
  • Cuadríptico plegado acordeón o zig-zag: se abre desde el lado derecho o el izquierdo y permite contar con un contenido bastante equilibrado. Es ideal para materiales de consulta, en los que cada parte conserva una importancia similar.
  • Plegado envolvente: posibilita establecer unos niveles de lectura más variados. Tras abrir la portada se dispone de una zona preferente en la página de inicio, ideal para destacar contenidos o imágenes respecto al interior del folleto cuadríptico envolvente propiamente dicho. Es especialmente frecuente en mensajes publicitarios, precisamente por esa capacidad para jerarquizar el contenido.

Saber más sobre cuadrípticos