líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cuerpo de texto

El cuerpo del texto es la parte principal de un diseño o publicación, es el texto escrito de las páginas webs, el contenido de un libro, artículos, anuncios publicitarios… El texto del cuerpo no incluye los títulos, subtítulos u otros elementos.

¿Para qué sirve el cuerpo de texto?

El cuerpo de texto corresponde con la parte más larga del contenido de una publicación o un texto, en el se exponen las ideas principales que queremos transmitir. Por tanto su función principal es comunicar. El cuerpo de texto debe tener una buena legibilidad y un tamaño adecuado.

¿Cómo elegir la fuente del cuerpo de texto?

  • Podemos elegir fuentes Serif ya que se ha probado que son una excelente opción para el cuerpo de texto. Este tipo de fuentes además son muy recomendables ya que tienen unos contrastes de medio a bajo. Funcionan muy bien especialmente en medio impresos.
  • El cuerpo de texto suele estar organizada en párrafos por lo que antes de seleccionar la fuente deberíamos probar a escribir varios párrafos para comprobar que efecto tendrá.
  • Las fuentes Sans Serif son más legibles en sitios web por lo que debemos tenerlas en cuenta si nuestra publicación será digital.
  • Elegir una única fuente dará unidad al texto y conseguirá que si hay que utilizar cursiva o negritas la uniformidad del texto no se altere. Si vamos a combinar diferente tipografías debemos estar muy seguros de que no afectará a la legibilidad de texto.
  • Las fuentes más recomendadas son: Baskerville, Avenir, Sabon, Garamond, Palatino, Texto de Hoefler, Caslon, Georgia, Libro Antiqua, Arial, Verdana.

Tamaño del cuerpo de texto

No existe un tamaño exacto al que debamos acogernos para garantizar la legibilidad ya que va a depender del formato, el medio o la función que queremos que cumpla el cuerpo de texto. Sin embargo si hay un rango que podemos utilizar y suele estar entre los 9 y 12 puntos para cuerpos de texto en medios impresos como una revista o un libro. Y entre los 12 y los 16 puntos para formatos digitales, ya que estos dependen de otros factores que pueden perjudicar la legibilidad.

¿Cómo se divide el cuerpo de un texto?

El cuerpo de texto suele estar separado en párrafos que le dan forma al artículo. Escribir nuestro mensaje utilizando pequeños párrafos consigue que el lector pueda diferenciar a simple vista las ideas que va a encontrar si lee en profundidad, garantizando pequeños pausas que disminuyen la fatiga visual.

  • Frase temática: esta oración apoya la tesis principal del ensayo y le dice al lector lo que puede esperar del resto del párrafo. Se encuentra al comienzo del párrafo y lo introduce. Suele ser una afirmación rotunda sobre el pensamiento del autor.
  • Apoyo: en esta parte del párrafo que explican por qué el autor respalda la frase temática. Podemos utilizar anécdotas, el razonamiento lógico, citas, estudios… En este apartado podemos incluso añadir referencias a elementos visuales que apoyen la teoría.
  • Conclusión: se trata de la última frase del cuerpo de texto y consiste en explicar la tesis que hemos argumentado con palabras nuevas.

Saber más sobre cuerpo de texto