líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cultura de empresa

Es el conjunto de símbolos, creencias, valores, costumbres y prácticas de un grupo de personas que forman parte de una organización. Se trata de esa personalidad propia que diferencia a una organización de otra y que se refleja en cómo las personas interactúan entre ellas y con los clientes, y en cómo desarrollan sus tareas.

¿Para qué sirve la cultura de empresa?

Identificar y comprender la cultura organizacional a profundidad, puede ser el primer paso para la revitalización de la cultura o la renovación de una empresa en busca de un cambio.

Permite orientar sus decisiones, definir las acciones y el destino de la misma organización con una fuerte y sostenida cultura de servicio, y con esto probablemente lograra fidelizar más a sus clientes teniendo aun mayor sostenibilidad en el tiempo.

¿Qué forma la cultura empresarial?

  • La visión: abarca las metas a largo plazo y la proyección de la empresa hacia el futuro. La visión de una empresa es una herramienta poderosa para establecer los parámetros de la primera impresión que se quiere lograr. Si la visión es clara y está bien definida, también será fácil comunicarla y transmitirla a los profesionales de la empresa.
  • Los valores: encarnan las mentalidades y las perspectivas necesarias para lograr la visión de una empresa. Elementos capaces de orientar el comportamiento y el enfoque de los profesionales que componen una organización. Son factores determinantes, ya que inciden en las actividades diarias y las costumbres personales.
  • Misión: incluye todas las actividades y estrategias que tienen como objetivo hacer realidad la visión corporativa. Para construir la misión es necesario enfocarse en objetivos concretos y medibles, orientados a aprovechar y maximizar las oportunidades de una empresa, estableciendo tiempos coherentes para su consecución.
  • Las prácticas: son los métodos tangibles, guiados por la ética, a través de los cuales una empresa pone en práctica sus valores.
  • Las personas: corresponde tanto los empleados como la dirección de la compañía, la suma de sus comportamientos y valores es una de las características más importantes de una empresa. Son el activo más valioso de la organización, ya que la construyen, sin ellas no tendría sentido hablar de cultura corporativa. Los empleados deben estar en el centro de las estrategias que guían el crecimiento de la organización, brindándoles la oportunidad de mejorar los niveles de motivación, promover su autogestión y compromiso laboral.
  • Su historia: la historia del origen y el porqué de la compañía es parte fundamental del conjunto de elementos que definen el crecimiento y la imagen pública de la misma.

¿Cómo mejorar la cultura empresarial?

  • Escuchar a los empleados: es clave para mejorar la cultura organizacional. Cuando un trabajador es escuchado es más productivo porque incrementa el sentido de pertenencia con la empresa, como compartir ideas, implementar puertas abiertas o adaptar la cultura a su personalidad.
  • Ser transparente: que los empleados conozcan los objetivos y motivaciones les hace sentir parte de la empresa y por tanto trabajarán más motivados, para ello es necesario que la comunicación sea eficiente e interpersonal.
  • Comunicar con un propósito: los directivos de una empresa deben contagiar a sus colaboradores sobre las razones en las cuales creer en este proyecto. Cuando una persona cree en el trabajo que hace aumenta la probabilidad de participar activamente y estar más motivado.
  • Adaptar autonomía: ayuda a mantener a los empleados comprometidos. La autonomía se basa en la confianza y la integridad del trabajo. Debemos darles flexibilidad, responsabilidad y las herramientas necesarias.

Saber más sobre cultura de empresa