líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Diario del usuario

El diario del usuario es un término que hace referencia a los datos que se obtienen en base a un diario que documentan los participantes en el estudio durante un periodo largo de tiempo.

¿Para qué sirve el diario del usuario?

El diario de usuario puede adoptar diversas formas de registro y notificación de los datos, como el papel, los teléfonos móviles o los cuestionarios en línea, entre otros recursos. De esta forma, se puede utilizar como método cualitativo para medir y mejorar la usabilidad de una página web. De hecho, en casos individuales, si han recogido una gran cantidad de datos, pueden complementar a un estudio cuantitativo.

Los diarios de usuario se pueden definir como guías que permiten a los participantes transmitir de manera conveniente y expresiva información personal sobre su vida cotidiana u otros acontecimientos en su vida. Así, un diario de usuario consiste en las descripciones de las experiencias que un usuario tiene con un producto o servicio. Aunque también se pueden centrar en cómo los usuarios llevan a cabo una actividad.

Las preguntas más comunes que responden los diarios de usuario son «¿Cómo se utiliza un producto en particular en la vida cotidiana?» o «¿Qué puede entorpecer la experiencia del usuario?», entre otras. Además, recoge ideas sobre un grupo objetivo específico (por ejemplo, que las personas de tercera edad puedan tener algunas dificultades al hacer la compra por internet o cómo utilizan los niños los diferentes medios de comunicación).

Se puede utilizar también en la fase de análisis, puesto que el diario de usuario observa la manipulación de un producto existente. Esto quiere decir que se pueden percibir los datos básicos sobre el comportamiento de un grupo objetivo de personas y se pueden identificar distintos enfoques para optimizarlo. Es decir, si un producto o servicio varía, el uso de un diario puede verificar el éxito del desarrollo.

Tipos de diarios del usuario

Estos estudios se dividen en dos tipos:

  • Estudios estructurados: Se encargan de guiar a los participantes y tratar temas específicos a partir de hacer preguntas predefinidas. De eta manera, se obtienen respuestas que se pueden comparar más fácilmente entre los diferentes participantes.
  • Estudios no estructurados: Son de carácter abierto y están dirigidos esencialmente por los mismos participantes. Estos estudios reciben pocas pautas sobre qué escribir y suelen utilizarse para la investigación exploratoria, además de ser el catalizador hacia una investigación más granular.

Por otro lado, los estudios de diario son útiles para entender conductas en un periodo de tiempo (normalmente entre una o dos semanas), lo cual te permite entender hábitos, escenarios de uso, actitudes y motivaciones o tareas y subtareas.

Fases del estudio del diario del usuario

Un estudio de diario se compone de tres fases principales:

  • Planificación y preparación: Esta fase consiste en definir el enfoque del estudio y los comportamientos a largo plazo que hay que comprender. Hay que tener claro cuáles son las preguntas de investigación que queremos responder y cómo se obtendrán estas respuestas, además de marcas los tiempos del proyecto, las herramientas a utilizar, cuáles son las características de los participantes que hay que reclutar y qué instrucciones o pautas se les dará. De manera opcional, se puden programar reuniones de cara a cara o llamadas telefónicas con los participantes para resolver dudas sobre los detalles del estudio.
  • Ejecución (periodo de registro): Para apoyar un registro eficaz, se tiene que proporcionar un marco sencillo. Por ello, se tiene que ser específico sobre la información que se necesita de los participantes, sin eliminar la variabilidad natural y las diferencias que no se pueden planificar. Existen dos técnicas comunes que se pueden usar para recoger datos del diario de los participantes:

Registro in situ: Es el método más sencillo para recopilar datos. Consiste en pedir a los participantes que registren la información sobre las actividades relevantes en la situación en que se producen con el objetivo de informar de todos los detalles importantes de dicha actividad.

Técnica de fragmentos: Los participantes solo registran pequeños fragmentos de información sobre actividades tal como ocurren. Finalmente, los participantes elaboran cada fragmento proporcionando detalles adicionales sobre la actividad.

  • Análisis de datos: Se revisan las preguntas de investigación y profundizan en todos los datos que se han recogido para encontrar las respuestas.

Más información sobre diario del usuario