líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Disposición de un establecimiento

La disposición de un establecimiento consiste en la selección del mobiliario de presentación de los productos, en la colocación de las mercancías sobre éste y en la distribución del mismo en el establecimiento, con el fin de conseguir un mayor aprovechamiento del espacio disponible en el local. Considerada una de las principales actividades del merchandising, es decisiva en el recorrido que los clientes realizan por la tienda para hacer sus compras. Existen varias formas de organizar la disposición en un establecimiento: 1. Disposición libre. Se utiliza mobiliario en formas diversas creando la sensación de estar en varios comercios. 2. Disposición recta en parrilla. El mobiliario se coloca de forma alineada dando lugar a un pasillo central con bifurcaciones perpendiculares a éste. Permite gran movilidad a los clientes pero no garantiza que sigan un determinado recorrido. 3. Disposición en espiga. Facilita una visión rápida de los productos e impone un determinado sentido de circulación de la clientela. Esta disposición resulta muy atractiva para la presentación de aquellos productos que se compran por impulso. 4. Disposición sesgada. Combinación de los apartados 2 y 3, uniendo las ventajas de ambas formas de organización.