líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Fotolito

Un fotolito es, en impresión offset, huecograbado, serigrafía o tampografía, el cliché o negativo que reproduce la imagen o la tipografía, sobre película o soporte transparente o translúcido como puede ser el acetato o el poliéster.

¿Para qué sirve un fotolito?

El fotolito es una folio de plástico transparente, normalmente hecho de poliester, dónde queda impreso el diseño que queremos estampar. Se imprime siempre en color negro. Su principal función es servir como molde para crear la misma imagen todas las veces que sean necesarias.

El objetivo para obtener un buen fotolito es que la zona impresa quede lo más opaca posible. De esta manera, podremos obtener un revelado sin complicaciones y una estampación bien definida.

Origen de los fotolitos

En la época química y electroquímica de la preimpresión, es decir, a mediados y finales del siglo XX, para grabar las planchas de una imprenta era necesario crear antes unas copias intermedias en película fotográfica de alto contraste. Cada copia correspondía a una plancha de color y allí donde hubiera variaciones de intensidad, la película llevaba una trama que simulaba esas variaciones de intensidad. Cada una de esas películas era un fotolito.

Saber más sobre fotolitos