líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Mercado recesivo

El mercado recesivo es aquel que disminuye, es decir, que genera una recesión. Cuando una actividad económica retrocede, la producción y el consumo caen, pero el desempleo se incrementa.

¿Qué es la recesión en el mercado?

La recesión económica es la fase del ciclo económico en la que la actividad económica se reduce, disminuye el consumo y la inversión, para luego aumentar el desempleo.

¿Qué causa la recesión económica?

Dentro de las principales causas de recesión económica, encontramos la superproducción de los años anteriores. Cuando existe crecimiento económico, los precios suben, especialmente en materias primas, índices bursátiles y viviendas. Este aumento en los precios lleva a que mucha gente se endeude y más tarde, la ralentización de la economía sea más fuerte.

El problema real viene cuando la recesión es muy intensa y prolongada en el tiempo, pues el término deriva en una depresión económica. Tal y como explicaba Keynes, este hecho sucede cuando familias y empresas pierden la confianza y dejan de invertir para acumular liquidez. Con este acto consiguen disminuir el gasto y la renta, así como acumular efectivo. Esto se traduce en la quiebra de empresas, tiendas vacías y disminución del crédito entregado por los bancos.

¿Cómo crecer en un mercado recesivo?

A la hora de adentrarnos en un mercado recesivo debemos tener en cuenta algunas variables sobre el producto o servicio que ofrecemos. Es posible crecer en un mercado de este estilo, pero solo si sabemos como actuar. Algunas bases para coordinar nuestras acciones a la realidad son:

  • Segmentar el mercado.
  • Cambiar la estrategia de precios.
  • Diversificar la base de clientes.
  • Innovar en el producto.

Para lograr beneficio en nuestras acciones deberemos hacer cambios diversos en la empresa con el objetivo de mejorar el nivel de ventas. Existen varias maneras de conseguirlo:

  1. Entrenando al equipo comercial y de atención al cliente.
  2. Idear de forma interna acciones para ejecutarlas externamente con el objetivo de quitarle los clientes a la competencia.
  3. Dejar de perder ventas.
  4. Generar nuevos servicios y productos o innovar en los que ya tenemos.

Factores que afectan a un mercado recesivo

Un mercado estable se caracteriza por un crecimiento sostenido del empleo, un mercado interno satisfecho, la autosuficiencia alimentaria, el intercambio comercial dinámico y balanceado o la demanda de servicios e instalaciones para turismo de calidad, entre otros. Por tanto, los principales efectos de la recesión en nuestras finanzas personales serían las siguientes:

  • Aumento del coste de adquisición.
  • Aumento en el precio de los artículos y costes totales de nuestro consumo.
  • Reducción de nuestra disposición de excedentes de capital.
  • Dificultad en el acceso a tecnologías de punta o equipos especializados.
  • Dificultad en nuestro crecimiento personal

Por tanto, si queremos prevenir una situación de recesión, necesitaremos conservar el empleo a la vez de aumentar nuestra productividad al mismo tiempo y conservar o incrementar la calidad de los productos elaborados y servicios proporcionados. Además, será importante llevar a cabo un buen plan de ahorro e inversión inteligente con los recursos que tenemos, así como tener un gasto ordenado y racional con un presupuesto personal balanceado.

Más información sobre mercado recesivo