líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Mercado saturado

Aquél en el cual es difícil entrar al hallarse la demanda absolutamente abastecida de los productos en cuestión. Un mercado saturado es un mercado maduro, en el que la idea de negocio ya está probada y hay diferentes agentes desarrollándola. Por lo tanto, se trata de un mercado en el que ya hay competencia, mucha o poca, pero fuerte.

Características de un mercado saturado

  • Competencia agresiva: que existe entre cada una de las empresas y emprendedores con productos dentro del mismo. Al tratarse de un mercado con muchas empresas que compiten por el mismo nicho de mercado, es frecuente que utilicen estrategias muy agresivas para llamar la atención de los usuarios.
  • Muchas ofertas para una necesidad: dentro de los mercados saturados, se traduce en un número muy elevado de productos diseñados y concebidos para satisfacer una necesidad específica. Por lo que encontramos una gran variedad de artículos diferentes que compiten por la atención de los clientes.
  • Clientes más exigentes: Al tener más opciones, estos se vuelven mucho más exigentes en cuanto a aspectos específicos del producto como la calidad de los materiales con los que se fabrica, los precios, el packaging…
  • Cambios frecuentes dentro de la marca: es frecuente que las marcas muestran mayor disponibilidad a introducir cambios dentro de su sistema de trabajo y en la imagen del producto; todo como consecuencia de la combinación entre la cantidad de competidores y las demandas de los clientes.

¿Cómo destacar en un mercado saturado?

  • Investiga: lo primero que debemos hacer en un mercado saturado es investigar y recopilar toda la información posible acerca de nuestros competidores, que hacen, cómo venden sus productos… También debemos investigar el mercado y a nuestros posibles clientes para conocer perfectamente cuales son sus necesidades y qué podemos hacer nosotros.
  • Busca tu nicho: siempre existe un sector de la demanda que no vea sus necesidades del todo satisfechas con los productos ofrecidos. Es el momento perfecto para destacarse sirviendo a este segmento específico de la población una oferta concreta de servicio más especializados.
  • Ajusta los precios: cuando vemos que existe mucha competencia podemos utilizar dos estrategias de precios para intentar destacar. La primera consiste en bajar los precios para destacar por ser una opción más económica. La segunda es elevar los precios para llegar a un público más exclusivo que valore tus productos por su carácter premium.
  • Publicidad: investiga como se publicita la competencia y diseña una estrategia de marketing única para tu producto. Una campaña de publicidad diferente al resto te distinguirá por encima de cualquier otro producto o servicio del mercado.
  • Abre fronteras: empezar a exportar o incrementar las exportaciones puede ser una de las claves para hacer frente a un mercado saturado. Si tu empresa se encuentra en un mercado saturado, una consultoría de comercio exterior te asesorará acerca de las posibilidades de exportación de tus productos, cuales son los nuevos mercados a los que dirigirte y las vías para conseguir aumentar tus beneficios.
  • Innovación: destina parte de tus ingresos en mejorar el diseño de tus productos, embalaje y marketing. Innova, digitaliza e invierte en tecnología que te permita diferenciarte de la competencia a través de todos los departamentos de la empresa

Saber más sobre mercado saturado