líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Microsegmentación

La microsegmentación es una técnica que consiste en dividir al público objetivo de un producto o servicio en partes lo más pequeñas posibles. Se basa en la implementación de análisis más profundo y sistemático que nos permite individualizar variables en relación con la segmentación tradicional.

Tipos de microsegmentación

  • Microsegmentación basada en un análisis RFM: se refiere a la actualidad, frecuencia y valor monetario, cada uno de los cuales corresponde a algún rasgo clave del cliente. Son indicadores importantes del comportamiento del consumidor porque la frecuencia y el valor monetario afectan el valor de vida del cliente. Para saber cuál es el valor de vida del cliente podemos responder tres preguntas:
    • Frescura: ¿Cuándo fue la última vez que el usuario visitó tu sitio web/punto de venta?
    • Frecuencia: ¿Con qué frecuencia vuelve el usuario a tu sitio web/punto de venta?
    • Valor monetario: ¿El usuario ha comprado algo?
  • Microsegmentación basada en la intención: consiste en utilizar las capacidades predictivas para estimar la probabilidad de que los usuarios logren un objetivo definido. Al dividir a la audiencia en microsegmentos como: “Más probable”, “Moderadamente probable” y “Menos probable”, los especialistas en marketing pueden centrar los esfuerzos de la campaña en convertir a los “menos probable” y “moderadamente probable” de comprar.

Ventajas de la microsegmentación

  • Identificar y satisfacer las necesidades de un segmento específico del mercado: Con un estudio de mercado podremos detectar los nichos desatendidos y profundizar en sus necesidades y demandas descubriendo oportunidades de negocio que no han sido explotadas para crear productos y servicios a su medida.
  • Focalizar la estrategia de marketing: Tener un perfil preciso del buyer persona te permitirá diseñar e implementar estrategias de marketing específicas que sean más eficaces y brinden un mejor retorno de la inversión.
  • Aprovechar mejor los recursos: Con la microsegmentación podrás comprender mejor las características y demandas de tu buyer persona, de manera que podrás establecer prioridades en tu negocio y asignar los recursos de manera más eficiente para lograr los objetivos que te has planteado.
  • Facilitar el posicionamiento de marca: La microsegmentación te permitirá posicionarte en el Top of Mind del consumidor, brindando a tu negocio un lugar relevante entre tus competidores. Y a medida que mejore tu posicionamiento de marca, más crecerá tu empresa.
  • Aumentar el índice de fidelización: Brindar productos y/o servicios personalizados mejorará la satisfacción de tus clientes, aumentará su identificación con tu marca y te ayudará a fidelizarlos.

¿Cómo hacer una estrategia de microsegmentación?

  1. Sé el primero: Para que la microsegmentación tenga éxito lo ideal es que seas un referente en el segmento de mercado que has elegido, o al menos uno de los primeros en ofrecer ese tipo de producto o servicio.
  2. Segmenta: Cuando determines tu target, realiza otra segmentación de mercado para perfilar dos o tres grupos, en base a los cuales podrás diseñar una estrategia de marketing diferenciada. Así concentrarás mejor tus esfuerzos y recursos.
  3. Especialízate: El secreto de la microsegmentación radica en la especialización. Necesitas diseñar productos o servicios especializados que atraigan a ese nicho de mercado dispuesto a pagar por la exclusividad.
  4. Apuesta por la calidad y la innovación: Casi cualquier producto o servicio se puede copiar rápidamente, por lo que es importante que pongas en el centro de tu negocio la calidad y te mantengas innovando. Asegúrate además de que tu buyer persona comprende tu propuesta única de valor.
  5. Personaliza: la mayoría de los clientes se sienten más valorados cuando reciben publicidad o información que se adapta a sus gustos y necesidades. Personalizar estos mensajes es de vital importancia en una estrategia de segmentación ya que demuestra compromiso con tus clientes.
  6. Céntrate en la fidelización: Conseguir un nuevo cliente cuesta diez veces más que retenerlo. Cuando trabajas con un segmento de mercado tan pequeño, la fidelización se sobredimensiona, por lo que necesitas diseñar una estrategia para retener al mayor número de clientes posible.

Saber más sobre microsegmentación