líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Propaganda

Acción comunicativa cuyo objetivo es influir sobre los individuos para convencerles u obtener de ellos su pertenencia a un sistema ideológico determinado –político, religioso, económico, etc.–. Con frecuencia, este término se utiliza de manera equivocada para designar los folletos comerciales distribuidos mediante el buzoneo.

¿Para qué sirve la propaganda?

Herramientas de comunicación estratégica diseñadas para influir en las actitudes y el comportamiento de las personas con respecto a determinadas ideas, causas o prácticas. Se utiliza ampliamente en contextos políticos y empresariales y tiene como principal objetivo la persuasión masiva.

La propaganda se emplea en el comercio para estimular el consumo y la lealtad a ciertas marcas, a menudo exagerando las características de un producto para hacerlo más atractivo.

Características de la propaganda

  • Intencional: la propaganda tiene el objetivo claro de persuadir o manipular la opinión pública hacia un punto de vista o acción particular. No es neutral ni imparcial; Su uso siempre tiene un propósito.
  • Emociones: una de las características de la propaganda es que apela a las emociones más que a la razón. Se utiliza para crear emociones poderosas como el miedo, el orgullo, el odio o la esperanza, que pueden motivar a las personas a actuar de maneras que la lógica por sí sola no puede lograr.
  • Simplificar: la propaganda convierte cuestiones políticas, sociales o económicas complejas en mensajes simples y fáciles de entender. Esto facilita que una audiencia más amplia comprenda y recuerde el mensaje y ayuda a reforzar el punto sin la necesidad de un análisis en profundidad.
  • Repetición: la eficacia de la propaganda muchas veces depende de la repetición constante de los mensajes. La repetición ayuda a inculcar una idea, frase o concepto en la mente de la audiencia, lo que eventualmente hace que sea aceptado como un hecho o al menos considerado una opinión legítima.
  • Directo: la propaganda a menudo dirige a sus destinatarios a conclusiones específicas, instruyéndoles no sólo cómo pensar acerca de un problema sino también cómo deben actuar en respuesta.
  • Uso de símbolos y lemas: la propaganda eficaz utiliza símbolos, lemas y frases fáciles de recordar. Estos elementos sirven como atajos cognitivos, evocando imágenes e ideas poderosas con una explicación mínima.
  • Responsabilidad ideológica: la propaganda es rica en contenido ideológico; Busca reforzar ciertos valores y normas o introducir otros nuevos dentro del contexto de una ideología particular. Esto lo convierte en un medio importante para promover ideologías y creencias.

Propaganda en marketing

Persuasión emocional

La publicidad suele utilizar llamamientos emocionales para crear conexiones con los consumidores. Pueden incluir anuncios que evoquen sentimientos de felicidad, nostalgia, miedo, urgencia o exclusividad, con la intención de evocar una respuesta emocional que respalde una decisión de compra. Por ejemplo, un anuncio que muestra momentos familiares felices utilizando un producto en particular puede persuadir a los consumidores a comprar el producto en un intento de recrear esos momentos.

Mensajes simples y repetitivos

La propaganda de marketing tiende a utilizar mensajes claros, directos y memorables. Repetir estos mensajes en diversos medios (televisión, redes sociales, radio, etc.) ayuda a que la marca o producto permanezca en la mente de los consumidores, aumentando así la probabilidad de que elijan esa marca cuando estén listos para realizar una compra.

Uso de testimonios e influencers

Una técnica común en la propaganda de marketing es el uso de testimonios o influencers. Ver a personas respetadas o admiradas usando un producto puede convencer a los consumidores de que el producto es deseable y digno de confianza. Esto es especialmente efectivo en la era digital, donde los influencers en plataformas como Instagram y YouTube pueden influir significativamente en las decisiones de compra de sus seguidores.

Creación de una imagen de marca idealizada

La propaganda de marketing también puede implicar la creación de una imagen idealizada de una marca o producto. Esto se puede hacer asociándolo a determinados valores como la sostenibilidad, la innovación o el lujo. Estas asociaciones ayudan a posicionar la marca de una manera que se alinee con las aspiraciones o valores del consumidor.

Publicidad de urgencia

El marketing suele utilizar la publicidad para crear una sensación de urgencia o escasez, convenciendo a los consumidores de que deben actuar rápidamente para aprovechar una oferta limitada o exclusiva. Esto se puede ver en promociones que anuncian «ofertas limitadas» o «sólo hoy», animando a los consumidores a realizar compras impulsivas.

Promueve el miedo o la ansiedad

En algunos casos, la propaganda de marketing puede explotar el miedo o la ansiedad de los consumidores, sugiriendo que sin un producto en particular, pueden encontrar problemas o no cumplirán con sus expectativas. Esto suele ocurrir en productos de salud y belleza, donde se promueve la idea de que el producto es necesario para evitar problemas sociales o de salud.

Saber más sobre propaganda