líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Prueba de usabilidad remota asíncrona

Es un método para medir y mejorar la usabilidad. Se utiliza un software especial para automatizar y conseguir la opinión sobre un sitio de los usuarios que se encuentran en un ambiente familiar. Los usuarios tienen que hacer pequeñas tareas y cuestiones acerca de la web. La herramienta recoge los clics y las rutas de navegación, visualizados por el movimiento del ratón y por capturas de pantalla, y recoge las respuestas y comentarios de los sujetos.

¿Para que sirve la prueba de usabilidad remota asíncrona?

El tipo de preguntas que se pueden responder en esta prueba son muy variadas: ¿qué puntos se pueden mejorar en el sitio y cuáles son considerados óptimos por los usuarios?; ¿en qué parte de la página web o en qué momento los usuarios dejan de usarla?; ¿qué variante del diseño de un sitio funciona mejor?; ¿existen diferencias en el comportamiento de los diferentes grupos de usuarios que deben ser considerados?; ¿dónde se ubica el sitio web con respecto a los competidores?, etc.

Cuándo utilizar las pruebas de usabilidad remotas asíncronas

Concepción/desarrollo: Desde el inicio del proyecto se puede usar para personalizar el diseño, revisar los conceptos o el prototipo que se tenía en mente o hacer pequeñas pruebas de usabilidad en base a los clics.

Creación finalizada: Realizar un test de usabilidad final antes de la entrega puede permitir solucionar los últimos problemas que se presenten.

Funcionamiento: Cuando la web ya esté en pleno funcionamiento, ofrece muchas posibilidades de análisis permanente de los distintos procesos que se realizan en ella, para conseguir sacar ventaja a la competencia.

Cómo realizar una prueba de usabilidad remota asíncrona

  1. Selecciona a los usuarios que participaran: este es uno de los puntos más importantes del proceso ya que seleccionar bien a las personas que realizarán tu prueba ya que de ellos depende su eficacia posterior. Para seleccionarlos podemos utilizar herramientas ya establecidas ofreciendo información al público objetivo. También podemos seleccionarlo entre nuestro target. Lo importante es que la muestra sea representativa ya que de ello dependerá el resultado de los datos.
  2. Elige la herramienta adecuada: al tratarse de pruebas en las que el feedback se presentará a posteriori debemos tratar de encontrar herramientas que cumplan ciertos requisitos ya que la comunicación no será simultanea. Estas herramientas pueden variar en función de si queremos obtener datos cualitativos o cuantitativos ya que la plataforma se encargará de supervisar el desarrollo del test.
  3. Realizar una guía con las tareas: las instrucciones deben ser claras y fáciles de comprender para que el usuario realice la tarea que necesitamos. Debemos invertir tiempo en realizar plantillas prediseñadas que resuelvan las dudas de los usuarios ya que no existe moderador. Hay que crear un contexto adecuado donde los usuarios puedan realizar las tareas con fluidez.
  4. Informar a los participantes: los participantes deben conocer el contexto en el que se realiza el test, las instrucciones de cómo queremos que se realice el test y un medio de comunicación para generar confianza en nosotros.
  5. Hacer una prueba piloto: antes de realizar el test debemos hacer una prueba piloto para comprobar que la plataforma funciona bien, que nuestras instrucciones son claras y que el usuario puede entender la plataforma para corregir pequeños errores que pudieran surgir más adelante.
  6. Análisis de los datos: debemos incluir en la planificación el análisis de los datos que podemos conseguir y cuanto tiempo nos llevará.

Saber más

Definición de «Prueba de usabilidad remota síncrona»

Definición de «A/B test»

Definición de «Card Sorting»