líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Publicidad comparativa

Toda publicidad que aluda explícita o implícitamente a un competidor o a los bienes o servicios ofrecidos por éste. Está permitida siempre y cuando cumpla las siguientes condiciones: – Que no sea engañosa. – Que compare bienes o servicios que satisfagan las mismas necesidades o tengan la misma finalidad. – Que compare de modo objetivo una o más características esenciales, pertinentes, verificables y representativas de dichos bienes y servicios, entre las que podrá incluirse el precio. – Que no dé lugar a confusión en el mercado entre el anunciante y un competidor o entre las marcas, los nombres comerciales, otros signos distintivos o los bienes oservicios del anunciante y los de algún competidor. – Que no desacredite ni denigre las marcas, nombres comerciales, otros signos distintivos, bienes, servicios, actividades o circunstancias de algún competidor. – Que se refiera en cada caso, bien a productos con denominación de origen, bien a productos con la misma denominación. – Que no saque indebidamente ventaja de la reputación de una marca, nombre comercial u otro signo distintivo de algún competidor o de las denominaciones de origen de productos competidores. – Que no presente un bien o un servicio como imitación o réplica de un bien o un servicio con una marca o un nombre comercial protegidos. ———————————— Directiva 97/55/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de octubre de 1997, por la que se modifica la Directiva 84/450/CEE sobre publicidad engañosa, a fin de incluir en la misma la publicidad comparativa.