líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Publicidad desleal

Aquélla que por su contenido, forma de presentación o difusión provoca el descrédito, denigración o menosprecio directo o indirecto de una persona, empresa o de sus productos, servicios o actividades.

Desleal es aquella publicidad que induce a confusión con las empresas, actividades, productos, nombres, marcas u otros signos distintivos de los competidores, así como la que hace uso injustificado de la denominación, siglas, marcas o distintivos de otras empresas o instituciones, y, en general, la que sea contraria a las normas de corrección y buenos usos mercantiles.

¿Para qué sirve la publicidad desleal?

  • Obtener una ventaja competitiva: al presentar información falsa o engañosa, una empresa puede intentar hacer que sus productos o servicios parezcan superiores a los de sus competidores.
  • Atraer a los clientes de un competidor: al utilizar tácticas desleales, como comparaciones injustas o difamación, una empresa puede intentar atraer a los clientes de un competidor para competir con sus propios productos.
  • Aumentar las ventas: exagerar las características o beneficios de un producto puede atraer a más clientes que de otro modo no considerarían comprar el producto.
  • Protección de la posición en el mercado: en algunos casos, las empresas utilizan publicidad desleal para proteger su posición en el mercado o contrarrestar la publicidad negativa.
  • Crear confusión en el mercado: una empresa puede imitar la presentación de un producto popular de la competencia para hacer creer a los consumidores que están comprando el producto original.

Características de la publicidad desleal

  • Información falsa o engañosa: proporcionar información falsa o engañosa sobre un producto o servicio.
  • Omisión de información relevante: no revelar información que puede ser importante para la decisión del consumidor, como efectos secundarios, costos adicionales o limitaciones del producto.
  • Exageración: amplificar la calidad o los beneficios de un producto o servicio más allá de la verdad.
  • Comparación desleal: compara un producto o servicio con otro de una manera que no refleja la realidad o lo hace de una manera que difama el producto o servicio que se compara.
  • Desprecio: atacar o menospreciar los productos, servicios o reputación de un competidor sin una buena razón.
  • Aprovecharse de la reputación ajena: Imitar aspectos distintivos de otro producto, servicio o marca para lucrar con la propia reputación o confundir a los consumidores.
  • Publicidad encubierta: presentar un anuncio como si fuera información imparcial o no promocional, como en el caso de algunos artículos de revistas que en realidad son anuncios pagados.
  • Abuso de investigaciones o estadísticas: manipular o tergiversar investigaciones, testimonios o estadísticas para respaldar falsamente afirmaciones de productos o servicios.

Tipos de publicidad desleal

  • Publicidad engañosa: presentar información que induzca a error a los consumidores, ya sea por acción o por omisión.
  • Publicidad comparativa desleal: comparaciones desleales o inapropiadas con productos o servicios competidores. Esta comparación puede ser engañosa o difamatoria.
  • Publicidad despectiva: atacar o difamar directa o indirectamente a un competidor oa sus productos sin fundamento objetivo o legítimo.
  • Publicidad imitadora: aprovechar elementos distintivos de otro producto, servicio o marca para crear confusión en el consumidor o lucrar con la reputación del producto original.
  • Publicidad oculta o encubierta: transmite un mensaje publicitario de manera oculta, sin que los consumidores se den cuenta de que están viendo un anuncio.
  • Bait and Switch: anunciar un producto o servicio a un determinado precio o con determinadas características y, cuando el consumidor muestre interés, ofrecer un producto o servicio diferente o modificado cambiando las condiciones iniciales.
  • Publicidad agresiva: utilizar tácticas de presión o manipulación para lograr que los consumidores tomen decisiones de compra.
  • Explotar el miedo o la ignorancia: aprovechar la ansiedad, el miedo o la ignorancia del consumidor para promocionar un producto o servicio.
  • Abuso de investigaciones o estadísticas: manipular o presentar datos o investigaciones de manera sesgada para respaldar afirmaciones de productos o servicios.
  • Publicidad seductora: atrae a los consumidores con una oferta atractiva que no se pretende cumplir o que va acompañada de condiciones que no están claramente definidas.

Saber más sobre publicidad desleal