líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Punto muerto o Umbral de rentabilidad

El Umbral de rentabilidad o Punto muerto representa el nivel de ventas en el que los ingresos y los costes totales de la empresa coinciden. Es decir, el nivel de ventas en el que el resultado es cero: no existen ni pérdidas ni ganancias. Por este motivo se le conoce también como el punto de equilibrio

¿Para qué sirve el punto muerto o umbral de rentabilidad?

  • Toma de decisiones evitando el factor emocional: especialmente importante cuando el negocio da sus primeros pasos y el optimismo puede hacer peligrar algunas decisiones.
  • Establecimiento de objetivos: es mucho más sencillo establecer metas si sabes exactamente cuánto debes vender para ser rentable.
  • Valoración óptima de productos y servicios: si conoces el punto de equilibrio puedes fijar mejores precios.
  • Cobertura de todos los gastos: el análisis del umbral de rentabilidad te permite tener todos los gastos en cuenta, incluidas tus obligaciones financieras. Es decir, te evita las sorpresas indeseadas.
  • Limitaciones del riesgo: el punto de equilibrio te permite descartar ideas de negocio que no son rentables.
  • Financiación: la gran mayoría de entidades financieras tienen como requisito para financiar tu negocio la presentación del umbral de rentabilidad.

Variables del punto muerto o umbral de rentabilidad

  • Costes fijos: son los costes que tiene que afrontar la empresa para producir sus bienes o servicios y que no varían, como pueden ser los impuestos o el alquiler de su local.
  • Costes variables: se refieren a aquellos costes que se derivan de la producción, por lo que, como su propio nombre indica, varían en función del nivel de producción.Un coste variable típico en cualquier empresa es el de las materias primas que tiene que comprar para producir sus productos.
  • Precio de venta: este es el coste que supone para los clientes comprar los productos finales que vende la empresa.
  • Margen de contribución: una vez que se conocen los costes fijos y variables y el precio de venta, es posible calcular el margen de contribución, que se obtiene al restar de precio de venta los costes de producción.

Cómo calcular el punto muerto o umbral de rentabilidad

Q = CF / p – CVu

  • Q es la cantidad que debes vender (Es la variable que debemos conocer y calcular).
  • p es el precio de venta por cada cantidad
  • CF son los costes fijos que tienes en tu negocio
  • CVu son los costes variables unitarios que tienes en tu negoci

Desventajas del punto muerto o umbral de rentabilidad

  • Producción y ventas no suelen ser procesos simultáneos. Así, el retraso del uno frente al otro produce efectos sobre el nivel de existencias.
  • El volumen de productos vendidos no es, normalmente, independiente del precio de venta.
  • Los costes variables surgidos en el entorno de la plena capacidad pueden variar más que proporcionalmente el incremento de producción.
  • Clasificar a los costes en fijos y variables depende del horizonte de tiempo contemplado.
  • Si la gama de producción considerada es extensa, los costes fijos pueden no permanecer constantes y aumentar.
  • En producciones diversificadas, el punto de equilibrio puede fluctuar por variados y diversos motivos (áreas geográficas, canales, tipos de clientes).
  • La extrapolación de los datos históricos, si estos no son estables, puede ser arriesgada, y las conclusiones erróneas.
  • En el análisis tradicional no se tienen en cuenta ni el riesgo ni la incertidumbre al realizar estimaciones futuras.
  • Este análisis solo es válido para el corto plazo.

Saber más sobre punto muerto o umbral de rentabilidad