líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Retoque

Un retoque hace referencia al proceso y resultado de modificar las características de una imagen a través de algún tipo de herramienta digital que permite obtener una versión mejorada, modificada o totalmente distinta de la original.

¿Para qué sirve un retoque?

Su función es mejorar una imagen o el objeto o persona que aparece en la imagen. Este proceso comenzó en producciones cinematográficas para mejorar las expresiones de los actores, añadir efectos especiales o corregir errores. Con el tiempo esto se aplicó también en la fotografía, principalmente en revistas o en el sector de la moda dónde lo utilizaban para mejorar el estilo de las modelos.

También es muy común emplearlo en el sector de la publicidad para enfatizar la imagen de un producto. Aunque debemos tener cuidado ya que si los retoques en el producto son demasiado evidentes podemos caer en la publicidad engañosa y que el producto real no se corresponda con la imagen.

Tipos de retoques

  • Retratos: el fotógrafo deberá intentar conservar la esencia de la persona, de tal forma que su personalidad se transmita de la misma manera y permanezca intacta. Esto quiere decir que la forma de sus ojos, labios, nariz y rostro en general no debe ser modificado de ninguna manera. Debemos retocar aquellas marcas de la piel que no son permanentes o han sido provocadas por la luz o efectos del disparo.
  • Editorial: este tipo de retoque intentará mantener la imagen lo más fiel posible, velando por conservar la naturalidad de la imagen original. Sin embargo, siempre se podrán borrar los elementos que podrían distraer la atención del objetivo deseado de quien la observe, ya que en su mayoría son imágenes para promocionar algún producto, marca o servicio. En este caso podemos eliminar cicatrices, retocar la luz, contraste…
  • Comercial: tiene un objetivo mucho más concreto: crear un ideal para captar la atención de los posibles compradores. En este caso, el trabajo de retoque es más exigente con respecto a eliminar distracciones y crear el ambiente perfecto. El cliente tendrá el concepto deseado en mente y será trabajo del fotógrafo transformar una imagen común en la imagen deseada de nuestro cliente.
  • Moda: es una combinación del retoque de retratos y el retoque editorial. En este tipo de imagen la piel y los rasgos cobrarán especial importancia, incluso tendrán el protagonismo en muchos casos. El fotógrafo necesitará mucha más experiencia y habilidad que la necesaria para retocar un retrato, ya que se esperan resultados más profesionales. En este caso la piel debe estar perfecta, aunque desde hace un tiempo se reivindica la naturalidad de los cuerpos.
  • Creativo: permite que el artista plasme al 100% su visión e imaginación, dejando que el espectador también entienda su concepto. En su mayoría es una mezcla de distintos elementos, creando una obra de arte. Este tipo de retoque es el más flexible de todos ya que permite al artista crear obras con un estilo propio creando incluso composiciones o collages.

Programas para hacer retoques

  • Adobe Photoshop: desarrollado por Adobe Systems Inc., es uno de los más conocidos del mercado. Fue lanzado en 1990 y su versión estable más reciente data de 2020, de modo que se mantiene entre los más demandados.
  • Corel Photo-Paint: especializado en la edición de gráficos rasterizados (mapa de bits o bitmaps) forma parte de la suite informática Corel DRAW Graphics, de la empresa Corel. Posee un entorno de trabajo altamente personalizable y su versión de 2010 es la más reciente.
  • Adobe Lightroom: otro programa informático de la empresa Adobe Systems Inc, fue lanzado en 2006 tanto para computadores Macintosh como IBM, y rápidamente se convirtió en uno de los programas favoritos de los diseñadores. Su versión estable más reciente data de 2017 y existe una versión más nueva en desarrollo.
  • GIMP: otro programa de edición de mapas de bits, cuyo nombre son las siglas de GNU Image Manipulation Program (Programa de Manipulación de Imágenes de GNU). Es un programa libre y gratuito, parte del proyecto GNU con licencia pública general, disponible además en varios idiomas. Su versión más estable es del 2020 y está en constante actualización por sus propios usuarios.

Saber más sobre retoques