líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Rumor

Información no confirmada que corre entre el público como hipótesis. Generalmente, el rumor aparece antes de la noticia auténtica y ésta puede confirmarlo o desmentirlo.

¿Para qué sirve un rumor?

Suelen surgir para condicionar el pensamiento o la conducta de las personas con una finalidad. Pese a que, al menos en un primer momento, no se puede confirmar su veracidad, los comentarios no tardan en reproducirse ya que suelen ser impactantes o polémicos.

¿Cómo se transmiten los rumores?

  • Nivelación: Esta ley postula que a medida que el rumor se transmite, este tiende a acotarse y definirse. Esto es, se vuelve más concreto pero no significa que sea más real.
  • Acentuación: Los rumores retienen de forma selectiva un número de detalles que se van transmitiendo y acentuando en la transmisión.
  • Asimilación: A medida que los rumores pasan por los individuos estos los “reorganizan”. De esta forma se les da sentido y se vuelven más congruentes con el tema central del rumor. El siguiente individuo a quien se transmite volverá a hacer lo mismo.

¿Por qué aparecen los rumores?

  • Necesita información que no es capaz de conseguir por los medios oficiales o habituales.
  • Busca desahogar su frustración o enfado.
  • Persigue airear un conflicto entre personas con fines perversos.
  • Quiere dañar la credibilidad de alguien en pro de lograr sus objetivos individuales.

Los rumores en las empresas

  • Disminuyen el impacto o la sorpresa ante noticias desagradables. Se dice que los rumores son la antesala de la noticia. Si has escuchado rumores sobre un empeoramiento de las condiciones laborales y tu jefe te llama para “comentarte algo”, el impacto de la mala noticia será mucho menor.
  • Mejoran el clima laboral, aumentando el sentimiento de pertenencia a un grupo.
  • Satisfacen las necesidades de intercambio social de los trabajadores.
  • Agilizan la comunicación al transmitir la información por canales alternativos más rápidos.

¿Cómo reducir los rumores?

  • Identificar el rumor: lo primero que debemos hacer es descubrir que rumores están circulando por la empresa o mi ámbito de actuación. Los rumores pueden ser corporativos cuando se trata de información sobre la empresa y los directivos o personal, cuando afecta a la vida privada de los empleados.
  • Encuentra el epicentro del rumor: probablemente son pocos individuos actuando como fuente principal. Identifica estos epicentros y dialoga con ellos directamente. Una táctica efectiva es advertir al responsable que iniciarás una conversación directa con la víctima para corroborar si el rumor es cierto. De esta forma demuestras que estás implicado con lo que sucede en tu entorno.
  • Analiza las necesidades de las personas: la persona involucrada podría estar usando este comportamiento como mecanismo para llamar tu atención. Dialoga con el empleado y trata de extraer las motivaciones detrás de su mal comportamiento. Para ello puedes animar a tus empleados a compartir sus experiencias negativas, hablar directamente con los compañeros con los que tienen un problema o mal entendido…
  • Estructura tu cultura empresarial: a veces una cultura empresarial mal comunicada puede dar lugar a mal entendidos y rumores que creen nerviosismo entre tus trabajadores. Para solucionarlo puedes dejar por escrito cuales son las directrices y motivaciones que deben seguir los empleados.
  • Forma a tu equipo: explícales los beneficios de la diversidad y enséñales cómo ser conscientes con su lenguaje y comportamiento cuando interactúan con personas de grupos diferentes. Algunos casos de rumores que involucren a grupos vulnerables pueden evolucionar a casos de bullying laboral o mobbing, con serias consecuencias legales que resultan en costos altos para tu empresa.

Saber más sobre rumores