líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Spot

Un spot publicitario es un anuncio televisivo formado por un mensaje persuasivo, elementos visuales, auditivos, imágenes y música que sirven para estimular a los usuarios para que compren o se identifiquen con una marca.

Características de un spot

  • Claridad del mensaje: Podemos comunicar muchas cosas en un spot pero hay que dejar muy claro el objetivo a comunicar en este spot. Debemos conseguir que el espectador capte el mensaje de forma clara y concisa sin dar lugar a confusión.
  • Brevedad: Los spots suelen durar entre 15 y 30 segundos por lo que es conveniente que sinteticemos la información transmitiendo aquello que queremos contar de forma directa ya que el tiempo es limitado y el mensaje debe llegar al usuario.
  • Identificación. Hablar para un público definido previamente, no seas genérico y piensa en un perfil único. Debido al formato que nos permite un spot no podemos pretender llamar la atención de todo el público a la vez ya que no tenemos tiempo ni podemos transmitir tantos mensajes, por lo que es importante hablar a quien realmente le interesa escuchar.
  • Imagen y Sonido: No todo vale para hacer un anuncio, si quieres influir con un mensaje este tiene que llegar con la mejor calidad posible. En este medio la imagen es determinante ya que es un medio muy visual, por lo que que la calidad de las imágenes sea buena es esencial, además de utilizar elementos que capten la atención del usuario.
  • Medio: Elige bien el medio donde realizas la inversión y pregúntate ¿está mi público objetivo ahí? Como hemos dicho antes, debemos saber a quién nos dirigimos, por lo que antes de nada es importante hacer un estudio para averiguar en qué medios y en qué franjas horarias se encuentra nuestro público objetivo.
  • Impacto y visualizaciones: Realiza una estrategia para que tu mensaje llegué más de 1 vez a tu público pero no caigas en el exceso. Si saturamos al usuario con nuestros anuncios podemos conseguir que se canse de nosotros y por tanto obtendremos el efecto contrario al deseado.

¿Cómo hacer un spot?

  1. Estudia a tu público objetivo: debes analizar al público al que vas a dirigirte para conocer cuáles son sus hábitos, sus intereses y poder construir un perfil teniendo en cuenta sus datos sociodemográficos, edad, sexo, género, nacionalidad, profesiones, hábitos, gustos, aficiones, necesidades… Para tener todos estos aspectos claros podemos hacer un buyer persona.
  2. Establecer un objetivo: algunos de los objetivos que podemos definir son dar a conocer tu marca o un nuevo producto o servicio, impulsar las ventas, aumentar el tráfico web, promover la fidelidad del cliente, educar a los clientes, crear conciencia sobre otros temas asociados a tu marca…
  3. Desarrolla una idea: una vez sepamos cuál es el problema que vamos a solucionar debemos pensar cómo vamos a presentárselo a la audiencia. Lo primero que podemos hacer es escribir la idea principal sobre la que gira el anuncio, el tipo de anuncio que queremos hacer…
  4. Desarrolla un guion: estableceremos la estructura completa de la historia definiendo escenas, personajes, texto y música. El guion debe tener introducción, nudo y desenlace. Teniendo en cuenta que el tiempo del spot es limitado.
  5. Storyboard: realizaremos una descripción de sucesos con imágenes o gráficos que ayudan a visualizar el desarrollo de una historia. Este material servirá de guía para tu equipo de trabajo de rodaje o en la preproducción y sobre todo en el proceso de montaje.
  6. Graba y edita el material: es el momento de poner en marcha el spot, grabaremos las escenas necesarias e incluiremos los efectos y los cortes necesarios para cumplir con el proyecto que hemos establecido.

Tipos de spot

  • Testimoniales: el anuncio nos muestra a clientes o prescriptores dando su opinión sobre el producto o servicio. También pueden tratarse de famosos o influencers, son los que más llaman la atención.
  • Cabezas parlantes: son aquellos que destacan una o varias cualidades de un producto y explican algo sobre él.
  • Problema-solución: es la forma más clásica de mostrar por qué el cliente necesita el producto. Se presenta el problema para que el cliente empatice con el producto y luego se le presenta la solución gracias a su producto o servicio.
  • Escenas cotidianas: nos muestra escenas del día a día que nos ayudan a sentirnos identificados y a visualizar el producto en nuestra rutina y nuestro propio hogar. El anuncio hablará de sus ventajas y sus beneficios y tratará de convencernos de que es lo correcto y lo normal, en otras palabras, de que lo necesitamos, tanto nosotros como nuestra familia y amigos
  • Spot emocional: ayuda a los clientes a sentirse identificado, más cerca de la marca e influye en sus hábitos de compra.  Emplear emociones y sentimientos en el anuncio de televisión es muy bueno y conecta bien con la audiencia. Muchas empresas optan por este tipo de spots publicitarios.

Saber más sobre spot