líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Texto

Enunciado o conjunto coherente de enunciados orales o escritos. Un texto publicitario es aquel que busca convencer al lector de que realice una acción determinada. Acompaña a las creatividades de la publicidad.

¿Para qué sirve un texto?

Con este recurso se pretende resaltar y promocionar algo, ya sea un producto o un servicio. También por medio de él puede lograrse la transmisión de determinados valores sociales, educativos o culturales. Esta clase de mensajes puede incentivar a establecer contactos, pedir presupuestos o, simplemente, solicitar más información acerca de un determinado producto o servicio.

Características de los textos

  • Síntesis: como la intención de un texto publicitario es persuadir a los consumidores o usuarios, los mensajes deben ser cortos y concretos, con ideas y frases bien precisas.
  • Claridad: debe ser lo más claro posible, para que no haya lugar a confusiones. Si un mensaje no es claro, la posibilidad de que se entienda es baja. Por supuesto que también debe sorprender e impactar, pero si el receptor tiene que darle muchas vueltas a la idea, tal vez haya que cambiar el texto.
  • Originalidad: cuando un texto publicitario es original, impacta doblemente. La originalidad es importante porque de esta manera el mensaje se fijará rápida y eficazmente en la memoria del receptor o usuario. Por eso el texto publicitario utiliza eslóganes, que pueden identificarse fácilmente con una marca o producto. Mientras más original sea el eslogan, más fácil de recordar y más eficaz será.
  • Coherencia: un texto publicitario no es un elemento aislado dentro de la estrategia publicitaria de una marca o un producto determinado. Es, más bien, una parte importante que refleja los principios, valores y características de ese producto o marca.
  • Uso de recursos múltiples: el texto publicitario hace uso de múltiples recursos lingüísticos y literarios, imágenes o música. Entre los recursos literarios, podemos observar el uso de chistes, metáforas, rimas, juegos de palabras, frases típicas, hipérboles…
  • Neuromarketing: es la capacidad del anuncio publicitario de generar emociones en el receptor, consumidor o lector. A través de este recurso se persuade al público de obtener el producto, marca o servicio, y al mismo tiempo se establece una conexión emotiva entre ambos.

Tipos de textos

  • Argumentativos: son los textos publicitarios que nos presentan una serie de razones, más o menos racionales, para convencernos de que se lleve a cabo una determinada acción.
  • Descriptivos: son aquellos mensajes que se basan en los detalles, en explicar bien los atributos de un producto o servicio, por qué nos va a resolver una determinada necesidad e incluso cómo nos sentiremos al usarlo.
  • Narrativos: son los anuncios que nos cuentan una historia. Siguen la técnica del storytelling publicitario, que se basa en las emociones y sentimientos para conectar con el receptor.

Estructura del texto

  • Titular o encabezamiento: el titular puede realizarse en función del público al que está orientado, de acuerdo a ello usará los términos que despierten el interés de quien recibe el mensaje, o bien indicando sus beneficios, solucionando alguna necesidad concreta, entre otros objetivos.
  • Imagen: sobre todo cuando se trata de una publicidad impresa, el texto publicitario está acompañado por una imagen estática a través de la cual se identifica el producto y de hecho, fortalece el proceso para captar la atención del lector.
  • Eslogan: se trata de una frase corta, la cual resulta muy fácil de recordar y se asocia con un producto o servicio en concreto, aumenta las posibilidades de permanecer en la memoria del lector.
  • Espacio de texto: de este lado contamos con un espacio en el que se explica de manera profunda una serie de características en relación con un producto o servicio. Dentro de este desarrollo se suelen incluir aspectos como información sobre el contenido, los beneficios de adquirirlo, las propiedades que destacan de él, entre otros. Es un texto corto y conciso.

¿Cómo escribir un buen texto?

  • Conoce a tu buyer persona: los textos publicitarios siempre deben escribirse con un usuario concreto en mente, y estar alineados con sus valores, deseos y necesidades. Por tanto, el primer paso es tener muy claro a quién nos dirigimos.
  • Define tu objetivo: todo texto publicitario tiene como misión conseguir que el destinatario del mismo haga algo. Antes de escribir una sola línea, tenemos que saber cuál es la acción que buscamos.
  • Define bien los canales: en ocasiones, tendremos que redactar un texto base y luego adaptarlo a diferentes formatos teniendo en cuenta sus características.
  • Haz lluvia de ideas: es mejor dejar volar la imaginación un rato para luego filtrar y descartar, así que un brainstorming puede ser un gran comienzo para el proceso de redacción.
  • Revisa: Lo mejor es que hagas varias revisiones dejando un poco de tiempo entre una y otra y que lo compartas con tus compañeros para que puedan verlo con ojos nuevos.

Saber más sobre texto