líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Usuario modelo

Se trata de la descripción de la persona que, de existir, constituiría el objetivo ideal. Hacer una extensa descripción de los usuarios potenciales puede ayudar al equipo de desarrollo porque, así, pueden visualizar a quién va dirigido todo lo que están creando. En la descripción se incluye el nombre, un rostro, su trayectoria y su vida privada, además de las metas, su forma de ser, sus gustos y sus expectativas.

Para poder desarrollarlo, se necesita utilizar otros métodos cuantitativos y cualitativos para recoger los datos de usuarios que serían adecuados. Esto se puede hacer mediante encuestas o entrevistas en línea. En base a estos datos, se puede segmentar al público y ya escoger cuál sería el público objetivo.

Entre las preguntas que se pueden responder gracias a este método, destacan: ¿qué preguntas les pueden surgir a las personas?; ¿quiénes son los usuarios típicos de ese sitio web?; ¿qué tipo de contenido y servicios quiere el usuario?, etc.

Esta herramienta resulta útil al comienzo de un proyecto, para tener una idea concreta sobre cuál va a ser el público en el que se va a centrar todo. Si el sitio ya está operativo, sirve para compararlo con el objetivo real, así, se puede comprobar si las expectativas e hipótesis sobre el sitio son correctas.