líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Volumen de ventas

Es el dato encargado de medir todos los ingresos que ha tenido una empresa tras llevar a cabo una actividad determinada durante un periodo de tiempo concreto. Estos cálculos se realizan sin tener en cuenta el flujo monetario del mercado.

¿Para qué sirve el volumen de ventas?

El volumen de ventas sirve para contabilizar todos los ingresos de una actividad económica, para medir el tamaño y la solvencia que tiene una empresa. Es un dato que nos indica la cantidad de productos que fueron vendidos en un periodo de tiempo, no expresa el valor monetario que esa venta proporciona a la empresa.

Es uno de los datos que necesitamos conocer para poder calcular el punto de equilibrio de una empresa, es decir el número de ventas que debe realizar para que los ingresos cubran los costes.

¿Cómo se calcula el volumen de ventas?

Para calcular el volumen de ventas podemos utilizar como base dos factores. Podemos expresarlo en unidades vendidas en un periodo de tiempo, en cuyo caso lo calcularíamos sumando las cantidades que hemos vendido. Ejemplo: ventas de enero + ventas de febrero + ventas de marzo = volumen de ventas del trimestre en unidades.

Otra forma de calcular el volumen de ventas es mediante el valor monetario. Para ello hay que multiplicar el número de unidades vendidas por el valor monetario de la unidad. Ejemplo: 200 camisetas x 5€/camiseta = 1000€ en el periodo de tiempo establecido.

¿Cómo aumentar el volumen de ventas?

  • Cuantificar y estudiar las razones o motivos por las cuales se desestiman las compras de un producto, es decir debemos comprender y analizar porque los clientes no llegan a finalizar las compras y en que momento del proceso de compra deciden no comprar.
  • Fijar un plan de ventas con metas semanales para evaluar su comportamiento y establecer estrategias oportunamente para alcanzar las metas establecidas al mes. Poner objetivos a corto plazo nos ayuda a poder modificar nuestras estrategias en un periodo corto de tiempo y evitar que afecte a largo plazo.
  • Dar un trato digno y cortés a los clientes, tener amplio dominio sobre las cualidades o bondades del producto a vender y, en general, emplear un discurso que permita motivar al cliente a tomar la decisión de comprar, conocer el producto que vendemos y ofrecer una buena atención al cliente genera confianza y demuestra que la empresa se preocupa por sus usuarios y su producto.
  • Mantener programas de estímulo y recompensa en los vendedores para favorecer la productividad, igual de importante que los clientes es tener un equipo motivado a realizar el mayor número de ventas posible. Para ello será conveniente establecer incentivos en función de los objetivos cumplidos o comisiones por cada venta.
  • Realizar encuestas de satisfacción a los clientes, con el objetivo de identificar oportunidades de fidelizar y de conocer cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles, que es lo que más valora el cliente, y que podemos mejorar.
  • Promover el uso de catálogos online de los artículos en venta, abrir canales alternativos de venta es muy importante, hay que darle a los clientes todas las opciones posibles para conseguir el producto.

Saber más sobre volumen de ventas