Digital

¿BEHAVIORAL TARGETING? NO SI TIENE SIDA...

Si un estadounidense tiene sida, cáncer o una disfunción eréctil, es muy probable que deje de recibir mucha publicidad en la que se le recuerda su condición de enfermo. Sin embargo, no quedan libres del targeting ni los huérfanos ni las viudas ni tampoco los muertos. La idea, sin duda curiosa, es parte del nuevo código deontológico de la Network Advertising Initiative, una red de compañías que reúne a entidades como AOL’S Advertisement.com o a Doubleclick, es decir, que colocan los anuncios de otras firmas en páginas web.

Estos compromisos recogidos en el código deberían presidir las prácticas en behavioral targeting. El año pasado, la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Comision) propuso sus propias reglas para este tipo de marketing. Ahora, la Network Advertising Initiative espera que su idea de auto-regulación esté apoyada por “estrictos mandatos del Gobierno”, recoge New York Times.

La esencia de esta propuesta es identificar “temas delicados” que las compañías no deberían tratar en sus estrategias de marketing online. Estas son las condiciones médicas y sanitarias:

-VIH o sida
-Disfunciones sexuales
-Enfermedades psiquiátricas
-Cáncer
-Temas sobre aborto

También se evitará practicar behavioral targeting sobre ciertos temas de la condición de la persona (como condición sexual) o relacionados con el estatus de víctima, como podría ser el caso de una víctima de violación.

La asociación también ha tocado en el código algunos otros temas que los anunciantes afiliados pueden o no considerar como “sensibles”; entre ellos están la edad, las adicciones, historial criminal, etnia, creencias filosóficas o políticas, embarazo, raza o afiliación religiosa, entre otras muchas.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir