líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Cuál es la receta para un diseño web eficaz?

El diseño web es una disciplina influida por múltiples variables con un fin común: la comunicación efectiva de un mensaje. Una infografía de WDL desgrana los diferentes elementos que hay que tener en cuenta a la hora de diseñar una página web y recoge además varias estadísticas sobre la profesión de diseñador web.

De acuerdo con esta infografía, un diseño web se compone de los siguientes elementos:

– Diseño sólido
a. Es necesario hacer bocetos de cada una de las páginas que integran la web.
b. Los espacios en blanco son imprescindibles para separar unidades de información y crear equilibrio.

– Links ya visitados
a. Si el color de los links ya visitados cambia, ayudaremos al internauta a determinar qué páginas ha visitado ya y cuáles no.

– Elementos de diseño
a. Es preciso imprimir un carácter global a cada una de las páginas que integran el portal.
b. Todos y cada uno de los elementos de la web deben ser consistentes.
c. La atención al detalle se traduce a menudo en mayor impacto.
d. En el diseño web, menos es más.

– Tipografía efectiva
a. Hay que jugar con variables como el color, el tamaño y el grosor en los títulos y subtítulos de la página.
b. La legibilidad de la web debe ser la adecuada, teniendo en cuenta para ello el interlineado, el tipo de letra y el espacio entre letras (kerning).
c. El interlineado del texto debería ser siempre 1,5 veces mayor que el de fuente utilizada.

– Usabilidad y utilidad
a. El éxito o fracaso de una web depende en gran medida de la usabilidad y funcionalidad de la misma.
b. Si la navegación de la web resulta sencilla para el usuario, será más probable que éste vuelva a visitar después el portal.

Por otra parte, WDL proporciona en la infografía las siguientes claves para atraer y mantener la audiencia de la web:

1. Eliminar posibles dificultades para el usuario
Hay que apostar por una estructura clave y reconocible que no exija demasiado esfuerzo por parte del usuario y proporcionarle en la medida de lo posible “breadcrumbs” o “migas de pan” para hacer más sencilla la navegación.

2. Crear interés y fluidez
Es preciso hacer destacar los diferentes elementos de navegación de la web, apostar por una redacción efectiva y por frases concisas, y no incluir documentos en formato PDF porque dificultan la fluidez de navegación del portal.

3. Usar diseños convencionales
Los diseños convencionales son más efectivos a la hora de conectar con el usuario porque éste ya sabe ya cómo navegar en ellos. Además, con ellos es también más fácil ganarse la confianza del usuario.

4. Responder preguntas
Hay que asegurarse de que la web resulta clara para el usuario y de que responde efectivamente a las necesidades del internauta.

5. Hacer pruebas
Antes de lanzar una nueva web, hay que hacer múltiples pruebas para detectar posibles errores de diseño y navegación.

 

La CMT establece la tasa que las telecos deben pagar para financiar a RTVEAnteriorSigueinteLa cervecera Stella Artois revive una "virtud olvidada" en su último anuncio

Noticias recomendadas