Digital

¿Hasta dónde vamos a llevar la cobertura Wi-Fi?

¿Hasta dónde vamos a llevar la cobertura Wi-Fi?A finales de los 90 los puertos infrarrojos de los teléfonos móviles llegaron como la nueva tecnología para permitirnos conectarnos a internet de forma inalámbrica. Eso sí, cualquier anomalía o molestia sobre el puesto podría hacer que la conexión nunca se produjera.

Podrá parecernos algo rudimentario hoy en día, pero este tipo de tecnologías fueron la primera piedra de todo lo que estaría por llegar. Y es que en 12 años la cobertura de los dispositivos, la banda ancha y todos los dispositivos que te permiten conectarte a la red de redes con tan sólo un clic han cambiado el mundo por completo para permitirnos conectarnos a internet en cualquier momento y en cualquier lugar, incluso en movimiento.

Y es que en los últimos años ya no importa lo lejos que vayas, la velocidad que lleves o lo alto que estés para estar conectado a internet. Ya sea en un coche a 120 km/h o en trenes y autobuses, donde las compañías ya están ofreciendo servicios de Wi-Fi para los pasajeros, según publica FayerWayer.

Pero, ¿quién habría imaginado hace 10 años conectarse a internet desde un avión a 30.000 pies de altura? Aunque empezó a experimentarse con este sistema en 2004, no fue hasta 2008 que empezó a utilizarse el Wi-Fi en los aviones, pero sólo en algunos vuelos. Hoy en día casi cualquier vuelo dentro de los Estados Unidos ofrece conexión a internet inalámbrica para sus pasajeros.

Este sistema se basa en dos tecnologías que están compitiendo entre sí para hacerse con el mercado del internet en el aire. Por un lado, está la que utiliza satélites y una antena en la parte superior del avión, de forma que se pueda estar conectado también en los vuelos transatlánticos, aunque es más cara. La segunda, más rápida y económica, utiliza antenas de telefonía móvil terrestres modificadas que apuntan hacia el cielo para enviar la señal a la antena receptora que tiene el avión en su parte inferior, y que ofrece una conexión considerablemente más barata.

Pero a pesar de que la conexión a internet en los aviones pueda parecer un lujo, seguro que hay más de uno a quién le gustaría que le quedara algún lugar en la Tierra, un santuario, libre de internet, en el que poder desconectar. Aunque seguro que también hay algún otro a quien le gustaría encontrar cobertura Wi-Fi bajo el agua. Sólo queda esperar a ver qué pasa.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir