Digital

¿Qué lecciones sobre los vídeos virales podemos aprender de Londres 2012?

¿Qué lecciones sobre los vídeos virales podemos aprender de Londres 2012?Los Juegos Olímpicos de Londres han sido sin lugar a dudas las Olimpiadas más “sociales” de la historia. Y es que en Londres 2012 las redes sociales se han ganado con méritos propios un asiento en el palco de honor que ya disfrutaban desde hace años medios más tradicionales como la televisión y la prensa.

De la mano de la Web Social, el eco de las Juegos Olímpicos no sólo se ha amplificado sino que las marcas han encontrado también un canal de excepción para propagar sus mensajes como la pólvora en la red de redes. El formato escogido por la mayor parte de las marcas para difundir sus mensajes publicitarios durante las Olimpiadas ha sido el vídeo, experto en prender la mecha de la viralidad en las redes de sociales.

Marcas como P&G o Nike han sabido aprovecharse de las ventajas del vídeo y de las redes sociales durante las Juegos Olímpicos de Londres para fabricar auténticos virales. Lead Digital recopila a continuación las principales lecciones sobre los vídeos virales que pueden aprenderse de Londres 2012:

1. Para beneficiarse de la popularidad de las Olimpiadas, no es necesario ser sponsor oficial
Pertrechadas por los contenidos adecuados, todas las marcas tienen el potencial para convertir sus spots publicitarios en vídeos virales sin necesidad de ser sponsors oficiales. Es lo que ha sucedido en Londres 2012 con Nike, que con su campaña “Find Your Greatness”, lanzada poco antes de la jornada inaugural de las Olimpiadas, ha copado todos los titulares en las redes sociales y sobre todo ha logrado arrebatar el protagonismo al sponsor oficial de los Juegos: Adidas. Según datos de Unruly Media, los vídeos de Nike han sido un 30% más compartidos que los de Adidas durante los Juegos Olímpicos de Londres. Además, el 37% de los consumidores cree que Nike ha sido en realidad sponsor oficial de las Olimpiadas, frente al sólo 24% que identifica correctamente a Adidas como marca patrocinadora oficial del evento deportivo. No es la primera vez que Nike gana la partida a Adidas sin ser sponsor oficial. En el Mundial de Fútbol de Sudáfrica su celebrado spot “Write the Future” ocultó totalmente a los lanzados por su rival, que también entonces era patrocinadora oficial de la competición.

2. Las emociones son una gran baza
Varios estudios han demostrado que la viralidad de los vídeos online es directamente proporcional a la cantidad de emociones que éstos son capaces de despertar en el espectador. Así lo demuestra el exitoso spot “Best Job” de P&G. Este emocional anuncio acumuló el 64% de todos los vídeos compartidos durante los Juegos Olímpicos de Londres en la redes sociales.

3. No hace falta hacer referencia explícita a las Olimpiadas para reflejar el espíritu de los Juegos
El popular spot “Jogger” de Nike, protagonizado por niño con sobrepeso que no renuncia al footing, tiene a priori poco que ver con los Juegos Olímpicos de Londres. Sin embargo, observado más de cerca, encontramos en él todo un compendio de lo que deben ser los valores olímpicos: el trabajo, el esfuerzo, la dedicación, la disciplina y el afán de superación. Además, gracias a este viral, probablemente muchas personas hayan tomado la determinación de comenzar a practicar deporte, algo que un spot protagonizado por una gran estrella olímpica seguramente no habría conseguido.

4. El momento de lanzamiento importa
Pocos eventos son capaces de congregar a cerca de 4.000 millones espectadores en todo el mundo. Por este motivo, las Olimpiadas son el momento perfecto para atreverse a lanzar un spot con ansias de convertirse en viral en la red de redes. Campañas virales que también han sabido aprovecharse de grandes eventos en su beneficio son, por ejemplo, el flashmob de T-Mobile para la boda real entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton y el spot “Write The Future” de Nike para el Mundial de Fútbol de Sudáfrica.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir