Digital

10 razones absurdas (o quizás no tanto) para estar curtido en mil y un eventos digitales

digitalEl ramo de los eventos digitales no para de echar brotes verdes en los últimos tiempos. La feria de tecnología de consumo CES, el Mobile World Congress, la Web Summit, el festival South by Southwest (SXSW), dmexco…

Cada vez hay más citas digitales (supuestamente imprescindibles) que todo "techie" que se precie debería visitar alguna vez en la vida. Pero, ¿no es acaso una contradicción tener que padecer vuelos de más de 10 horas (por más que sean en primera clase) para participar en eventos que, si de verdad predicaran con el ejemplo, sólo existirían de manera virtual (o como mucho en la "nube")?

¿Por qué para hablar de digitalización, inteligencia artificial, algoritmos y comunicación en tiempo real hay que hacer algo tan rematadamente analógico como hacer las maletas, subirse a aviones y coger taxis? No lo sabemos a ciencia cierta, pero Mirko Kaminski, director de la agencia alemana Achtung, esboza en un artículo para W&V algunas posibles razones:

1. Desde Madrid, Valencia o Zaragoza no es posible hacer “check-in” a través de Swarm en Austin, Las Vegas o Colonia.

2. Es imposible ganarse el respeto de la industria “techie” sin guardar en el armario una auténtica ristra de pases para los eventos más destacados de la industria digital.

3. Un opíparo desayuno bufet en un hotel de muchas estrellas en una ciudad ubicada a miles de kilómetros de distancia de casa es definitivamente mucho más “cool” que desayunar con los colegas de trabajo.

4. Sentados todo el día frente a la pantalla del ordenador, las articulaciones se nos quedan inevitablemente hechas polvo. ¿Qué mejor para mover un poco el esqueleto que viajar a la otra punta del planeta para visitar el evento digital más “in” y de paso comprobar si las fotos de nuestros contactos en LinkedIn responden (o no) a la realidad?

5. Un selfi con el gadget más esperado del momento es más “sexy” que la típica autofoto que nos hacemos en el trabajo junto a una taza de (pésimo) café.

6. Podemos ser “influencers” con muchísimo alcance en las red de redes, pero si no nos dejamos ver de vez en cuando en las fiestas VIP que celebran Google y Facebook en los mil y un eventos digitales que tienen lugar todos los años a lo largo y ancho del planeta, debemos asumir que somos en realidad unos “mindundis”.

7. Existe naturalmente la posibilidad de disfrutar de los “keynotes” de los eventos digitales más “trendy” del sector desde casa. Pero, ¿cómo sacar tiempo si la mayor parte del poco tiempo que pasamos en casa lo invertimos en ver la cuarta temporada de House of Cards?

8. Cuanto más viajamos (a eventos digitales los que quizás no necesitaríamos ir), más puntos acumulamos con nuestra aerolínea de cabecera.

9. Toparse con el mismísimo Iggy Pop en la fiesta de una feria digital es un verdadero hito personal (y laboral). Sobre todo cuando uno trabaja en una oficina donde el “novamás” son los muffins para veganos y el champán de fresas.

10. Participar en lo más granado de los muchísimos eventos “techies” que hay en el sector es lo mejor para evitar ese sentimiento insano (pero humano) que es la envidia.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir