Digital

10 reglas marketeras para domar a la "bestia" de la inteligencia artificial

bestiaDesde dos gigantes con muchísimo peso en el universo online, Amazon y Google, lanzaran los “superinteligentes” gadgets Echo y Home, el interés de las marcas por la inteligencia artificial ha crecido a pasos agigantados. Y con razón. La inteligencia artificial promete tener muchísimo protagonismo en el marketing que está a la vuelta de la esquina. Pero, ¿cuál es la mejor manera de hincar el diente, marketeramente hablando, a esa “bestia” que es sin lugar a dudas la inteligencia artificial? Absatzwirtschaft nos propone a continuación unas cuantas claves:

1. Esfuércese en proporcionar valor añadido al cliente
En el futuro las personas interactuarán de manera muy personal con los asistentes dotados de inteligencia artificial. Y las marcas que quieran aproximarse, con éxito, al universo de la inteligencia artificial deberán preocuparse de ofrecer valor añadido al consumidor. De lo contrario, su relación con el cliente, la construida sobre la base de la inteligencia artificial, será inevitablemente flor de un día.

2. Olvídese de la publicidad pura y dura
En el marketing nacido al calor de la inteligencia artificial los banners y cualquier otra forma de publicidad tradicional están vetados. En su lugar las marcas deben apostar por nuevas fórmulas marketeras como el “conversational commerce”, que permite al consumidor, mediante el diálogo activo con máquinas aprovisionadas de inteligencia artificial, descubrir y comprar productos.

3. Sea rápido y ágil
Aunque la inteligencia artificial es relativamente nueva en el universo marketero, los avances en esta disciplina se producen a la velocidad de la rayo. Por esta razón, y si no quieren dormirse en los laureles, las marcas deben comenzar a experimentar cuanto antes con la inteligencia artificial. De la mano de esta tecnología, las marcas podrán adelantarse a las necesidades del cliente y estarán en mejor posición a la hora de brindar satisfacción al consumidor.

4. Trabaje de manera multidisciplinar
La inteligencia artificial no gira única y exclusivamente en torno a la tecnología. Para sacar el máximo partido a la inteligencia artificial, las marcas deben estar dispuestas a comunicarse con el cliente de manera uniforme y consistente en todos los canales a su disposición. Y deben crear, por consiguiente, equipos multidisciplinares integrados por estrategas, creativos, “techies” y expertos en “storytelling” a fin de sacar el máximo jugo a la inteligencia artificial.

5. No hace falta que reinvente la rueda
Titanes de la tecnología como Microsoft, Apple, Amazon, Facebook e IBM cuentan con sus propias plataformas de inteligencia artificial, en las que invierten constantemente a fin de mejorarlas. En lugar de crear sus propias plataformas de inteligencia artificial, las marca más modestas pueden hacer suyas las plataformas de terceros y poner así todo el foco en el cliente, sin necesidad de invertir tiempo y dinero en desarrollar su propia tecnología.

6. Recuerde que la inteligencia artificial no tiene por qué ser cara
Las plataformas de inteligencia artificial de los grandes “players” del sector tecnológico están todas alojadas en la nube y son de muy fácil acceso para todas las marcas (tanto con presupuestos grandes como pequeños). Tener el primer contacto con la inteligencia artificial no tiene en realidad nada de caro. Los costes vienen en realidad después, cuando los sistemas de inteligencia artificial de las marcas están ya funcionando a pleno rendimiento.

7. Utilice sabiamente los datos del cliente que obran en su poder
Para que la irrupción de la marcas en el universo de la inteligencia artificial prospere es necesario que éstas alimenten a las máquinas con datos procedentes de diferentes sistemas o “customer data platforms”.

8. No se olvide de medir
Los comportamientos desarrollados por el consumidor en plataformas de inteligencia artificial deben ser analizados con lupa por las marcas. En este tipo de plataformas las marcas deben definir de ante mano unos KPIs muy concretos y realizar constantemente mediciones si quieren obtener de verdad “insights” de calidad.

9. No deje en un segundo plano la seguridad y la protección de los datos del consumidor
También en el universo de la inteligencia artificial los datos del consumidor deben ser custodiados de manera apropiada para evitar que lleguen a oídos de terceros con motivaciones espurias.

10. Sea realista
Estamos instalados de momento en la primera gran ola de la inteligencia artificial. Y en esta primera gran ola son sólo posibles, por ahora, interacciones sencillas entre humanos y máquinas. En la próxima gran ola, que se hará realidad en aproximadamente tres años, el diálogo entre personas y robots será mucho más depurado y rico en matices. Pero para subirse a esa próxima gran ola habrá que esperar y practicar, por el momento, con la mucho más pequeña, pero útil, primera ola.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir