Digital

2016-2020: ¿Cuáles son los retos (y deberes) de los CEOs del sector del retail?

CEOMadrid ha acogido este martes 9 de febrero la celebración de una nueva edición del Retail Forum 2016. Una jornada en la que la inspiración y la visión de futuro del sector se han convertido en los protagonistas a través de una propuesta de valor que viene marcada por una cuidada selección de contenidos así como la presentación de nuevas fórmulas de networking.

Una cita ineludible para todos los retailers donde conocer las últimas novedades en diferenciación, tecnología e innovación en el mundo del retail. Desde MarketingDirecto.com no hemos querido perder la oportunidad de descubrir qué nos ofrece este evento y ha llamado nuestra atención uno de los bloques que forman el programa.

Se trata de las estrategias de diferenciación y posicionamiento para un cliente global. Dentro de esta sesión del Retail Forum 2016 hemos puesto el foco en las declaraciones realizadas por varios de los profesionales que han compuesto una de las mesas con el objetivo de determinar la visión y misión de los CEOs entre 2016 y 2020.

El papel del CEO

Para llegar a ese objetivo del 2020, la diferenciación es una de las principales claves tal y como ha señalado Ignacio Sánchez, director general de Leroy Merlín.

“Hemos cambiado los ciclos de vida de los productos y la cadena de suministros”, ha recalcado Sánchez señalando que el modelo que les había funcionado hasta 2009, con la llegada de la crisis ahora se han visto obligados a modificar. “Esta debe ser la lógica de las compañías: hasta aquí nos ha ido muy bien pero ha llegado el momento de cambiarlo cuando es necesario”.

“Del siglo XX al XXI todo ha cambiado. Antes el CEO era un dios y ahora es uno más y tiene la obligación de formarse y prepararse”, ha explicado el director general de Leroy Merlín.

Pero esta no es la única visión empresarial de cara al 2020 que nos hemos encontrado. César de Vicente, CEO de Kiabi, explica que “la visión ha pasado de ser comercial a emocional: queremos ofrecer al mundo felicidad y esto ha cambiado absolutamente todo entrando en la cultura de la felicidad”.

Una decisión que ha marcado la diferencia partiendo de la base de la importancia de trabajar con equipos felices. “El CEO ya no es tan importante. Ya no hay un líder que dicte sino que contamos con personas que crean para un ecosistema formado por equipos donde las fronteras cada vez son más difusas”, han resumido desde Kiabi como su nueva visión del CEO.

¿Qué tendrán que hacer las organizaciones de cara al futuro?

Una pregunta cuya respuesta nos ha llegado de la mano de Javier Pelayo, international business vp en Marco Aldany que ha destacado la importancia del cambio sufrido por clientes, distribución, empleados, precios y concepto de trabajo en los últimos cinco años como consecuencia de la crisis económica.

“La economía está despistada y sino no contamos con líderes adaptables, que se forman cada día y son capaces de dar la vuelta a la empresa; estamos dirigiendo a un equipo que al final no sabe a dónde va”, ha señalado Pelayo.

“La misión del CEO en los próximos cuatro años pasa por aprender, asegurarse de que sus equipos aprendan y conocer la redimensión de los mercados en la esfera internacional”, han explicado desde Marco Aldany como objetivos señalando que uno de los grandes problemas de las empresas españolas es que intentan operar en este nuevo escenario trabajando sobre los paradigmas desde hace cinco años.

Por su parte, Igor Unzalu, customer development vp en Unilever, ha expresado que “el futuro es incierto y en gran consumo tenemos muchos retos”. “Somos capaces de prever el 30% de lo que sucederá y el cambio que tenemos que hacer como compañía es pasar de un ecosistema cerrado a uno abierto ya que el ser flexible da mayores ventajas competitivas”.

El reto de las compañías y sus CEOs

Los CEOs presentes en esta mesa han señalado con Ignacio Sánchez a la cabeza, que uno de los grandes problemas a los que tiene que hacer frente España en la actualidad es que no nos estamos preocupando de generar un ecosistema como país que resulte atractivo para los inversores.

Un cambio que debe comenzar no desde la base sino desde las cúpulas directivas y grandes ejecutivos de las compañías si de verdad queremos crear escuela.

“El mayor valor añadido es la ejemplaridad. No podemos pedir al resto de la compañía cosas que nosotros (en relación a los CEOs) no estamos dispuestos a hacer o demostramos todos los días. Hay que saberse el nombre de la gente porque esto demuestra que nos preocupamos por las personas. Hay que trabajar con el cliente y animar a las personas con las que trabajamos”, ha explicado Sánchez.

El impacto de la digitalización en las empresas

Vivimos en la era del aquí y ahora. El presente es el nuevo escenario en el que operamos y, tal y como ha señalado César de Vicente, conceptos como el time to market y los plazos “son vitales”.

Es muy importante ofrecer una respuesta inmediata y algo que tienen que cambiar las compañías es poner al cliente omnichannel en el centro para primar la experiencia del cliente independientemente de dónde se encuentre este.

Una nueva fotografía en la que entra en juego con cada vez una mayor importancia la diversidad entre empresas. “Tenemos que aprovechar el máximo de todos nuestros trabajadores formándolos y siempre protegiendo la innovación”, han concluido desde Unilever destacando que, para esto, hay que asumir riesgos y tener muy claros los objetivos que nos hemos marcado.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir