Digital

El 2017 llega con asistente virtual debajo del brazo: así pueden las marcas sacar provecho

Los asistentes virtuales se han convertido en la gran tendencia del 2017. El lanzamiento y desarrollo de aparatos como Siri, Cortana, Alexa o Amazon Echo han abierto las puertas a una nueva era en el terreno de la innovación.

Las oportunidades a la hora de crear nuevas formas de interactuar con estos dispositivos son enormes y son muchas las agencias que ya comienzan a experimentar con ellos.

Amazon, Google o Microsoft ya han dejado clara su apuesta por la inteligencia artificial y las marcas que quieran seguir presentes en el mercado en los próximos años, no deben perder de vista todas las novedades.

Por ello, James Cannings, cofundador de MMT Digital, se atreve a mirar la bola de cristal en The Drum y a anunciar todo lo que nos espera en este 2017 y en los próximos años en cuanto al desarrollo de los asistentes vituales.

Así, Cannings explica que, "de la misma manera que hace seis o siete años vivimos una oleada de apps de marcas, podemos esperar un auge similar en las marcas apostando por desarrollar habilidades para estos aparatos en los próximos 12 meses".

De hecho, Alexa ya permite la creación de estas capacidades y cuenta con cerca de un millar que los usuarios de Amazon Echo pueden encontrar y activar de manera sencilla.

Sin embargo, por el momento solo un pequeño número de ellas son realmente populares entre los usuarios como la reserva de taxis o la entrega de comida a domicilio.

De esta manera, aunque la mayoría de las utilidades carecen del valor real que el usuario demanda, "esto indudablemente va a cambiar rápido", comenta Cannings pero añade que "los verdaderos ganadores serán los que sean capaces de utilizar de manera adecuada la inteligencia artificial para marcar la diferencia y mejorar significativamente el entendimiento del lenguaje natural de la interfaz de voz a largo plazo".

Es decir, las marcas que saldrán victoriosas serán las que ofrezcan capacidades que sean constantemente útiles y no solo una acción de PR.

"La naturaleza íntima de los asistentes de voz significa que las marcas que ofrezcan unas capacidades pobres corren el riesgo de dañar más su imagen que si no crean ninguna habilidad", explica.

No obstante, advierte, el camino no estará exento de obstáculos sobre todo en lo relacionado con la seguridad y privacidad que ha sido tema de debate durante largo tiempo.

A falta de conocer el desarrollo de esta polémica, lo que es seguro es que en los próximos meses presenciaremos un auténtico boom en el uso de estos dispositivos y en la cantidad de marcas apostando por integrarse en ellos.

¿La clave del éxito? La integración de la inteligencia artificial en el customer journey. Solo así se podrán capitalizar las oportunidades y añadir el valor que estos dispositivos permiten.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir