Digital

Las máquinas trabajarán más que los humanos en 2025

En 2025 los robots se partirán el lomo y serán más "currantes" que los humanos

Si actualmente el 71% de todas las horas de trabajo llevan la firma de personas de carne y hueso, en 2025 la cifra se desplomará hasta el 48%. El 52% restante recaerá en las máquinas.

robotsA día de hoy son las personas de carne y hueso las que asumen la mayor parte de las tareas vinculadas a la economía. Sin embargo, al “reinado” de los humanos en el universo laboral le quedan en realidad los días contados.

Si en la actualidad el 71% de todas las horas de trabajo llevan la firma de personas de carne y hueso, en 2025 la cifra se desplomará hasta el 48%. El 52% restante (la mayoría, por lo tanto, del trabajo) recaerá en las máquinas y en los algoritmos. Así lo concluye “The Future of Jobs”, un reciente informe del Foro Económico Mundial (WEF).

En vista del ascenso de las máquinas y los algoritmos, hasta el año 2022 podrían destruirse alrededor de 75 millones de puestos de trabajo (que pasarían a ser desempeñados por empleados robóticos).

Para los afectados por semejante “sangría” laboral estas cifras constituyen sin lugar a dudas una lóbrega profecía. Sin embargo, hay motivos (fundamentados) para la esperanza, puesto en los próximos cinco años se crearán 133 millones de puestos de trabajo para los cuales será necesarios conocimientos especializados de nueva hornada.

Habrá mucha demanda de nuevos trabajos particularmente en la arena del análisis de datos, la ciencia, el desarrollo de software, el e-commerce y los social media.

Simultáneamente aumentará también el número de empleos necesitados específicamente de competencias humanas (directores de ventas y de marketing, desarrolladores de innovación y asesores del cliente, por ejemplo).

Serán, no obstante, totalmente prescindibles clásicos trabajos de oficina como los desempeñados por contables y por encargados.

Para llevar a cabo su informe el WEF puso bajo la lupa a los ejecutivos y los directores de personal de más de 300 empresas a nivel global que dan empleo a 15 millones de personas en 20 países diferentes (tanto desarrollados como como en vías de desarrollo).

La eterna (y peliaguda) pregunta de cómo afectarán la digitalización y la automatización al mercado laboral es objeto de encendidos debates desde hace años.

Y aunque las distintas investigaciones sobre el tema arrojan conclusiones diferentes, parece claro que la digitalización y la automatización tienen suficiente potencial para cambiar radicalmente tanto la sociedad como el trabajo.

El nuevo informe del WEF pone de manifiesto lo heteróclitos que serán los efectos del cambio que se avecina. El 50% de las empresas consultadas cree que su número de empleados menguará inevitablemente hasta el año 2022 como consecuencia de la automatización. El 38% quiere, por el contrario, hacer crecer el tamaño de su plantilla y el 28% espera que la automatización se traduzca en realidad en un aumento de los puestos de trabajo.

En todo caso, la frenética velocidad a la que avanzan las nuevas tecnologías precisa de personas preparadas para desenvolverse apropiadamente con las máquinas.

Durante los próximos cinco años el 42% de las exigencias que las compañías tienen a bien formular a sus empleados cambiará de manera radical. Y junto a habilidades más o menos clásicas, los trabajadores del futuro deberán tener conocimientos de programación y deberán ser asimismo capaces de lidiar de manera adecuada con los robots. En algunos sectores los cambios serán, eso sí, más grandes que en otros.

“Para que las empresas pueden ser dinámicas y competitivas en la nueva era de las máquinas deberán invertir en capital humano. De lo contrario, perderán el enorme potencial que aloja en sus entrañas la cuarta revolución industrial”, subraya Saadia Zahidi, directora del Centro de Nueva Economía y Sociedad del WEF.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir