Digital

Las 3 fases de la "exageradamente buena" publicidad online

publicidadA la publicidad online le queda aún unos cuantos capítulos por vivir y quizás es aún pronto para relatar su historia, pero si tuviéramos que escribir a día de hoy su biografía, ésta estaría dividida en tres partes claramente diferenciadas. Así lo cree al menos el bloguero y experto en publicidad Bob Hoffman, que disecciona en el blog The Ad Contrarian las tres fases vitales de la publicidad online:

Fase 1: “Los ‘tontos’ se precipitan”
Esta es la fase en la que han estado atrapados los marketeros en el transcurso de los últimos diez años a la hora de aproximarse a la publicidad online. Miles y miles de millones de dólares han sido volcados en los últimos años en la publicidad online. Y los responsables de semejante “despilfarro” han sido “idiotas” cuyo último objetivo en la vida (y en el marketing) es imitar lo que hacen cuantos están a su alrededor. Azuzados por supuestos gurús, los marketeros se han gastado en los últimos años hasta el último dólar en busca del mítico “brand advocate”, ese consumidor que, exhausto tras haber recorrido miles y miles de kilómetros de distancia en su “customer journey”, espera sentado frente al ordenador para gritar a los cuatro vientos su “brand love”.

Fase 2: “Espera un minuto”
Tras haber invertido a manos llenas durante los últimos años en la publicidad online, los genios del marketing (y sus “compinches” las agencias) se han dado cuenta de que gastar miles y miles de millones de dólares en la persecución de sueños digitales absolutamente infantiloides es quizás (y sólo quizás) un poco absurdo. Los datos que antaño daban fe de lo maravillosa que es la publicidad online son de repente datos que dejan a los pies de los caballos a esta fórmula publicitaria. Esta fase, la que guía actualmente los designios de la mayor de los marketeros, trae consigo la entrada en escena de catastróficas cifras que presagian la “muerte” de la publicidad online, esa que hace sólo unos años parecía tan lozana y rebosante de salud (y presupuesto).

Fase 3: “Vale, ya lo entiendo”
En algún momento en el futuro (podría ser dentro de dos semanas o dentro de diez años) alguien se las ingeniará para utilizar (por fin) la publicidad online de manera sensata. Y habrá números, personas y resultados en los que los marketeros puedan de verdad confiar (casi a ciegas).

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir