Digital

3 premisas sobre la inteligencia artificial que necesitan (urgentemente) una revisión

Mucho se ha hablado en los últimos meses sobre la llegada de la inteligencia artificial a las vidas de los consumidores. Y no es para menos pues sus características ofrecen el suficiente potencial para cambiar cómo nos relacionamos, comunicamos y en definitiva, cómo vivimos.

Y son muchas las compañías como Facebook o Amazon que ya enfocan sus nuevos proyectos hacia este terreno incluyéndola ya como complemento en las apps de mensajería instantánea para mejorar la experiencia de usuario.

Sin embargo, a pesar de los numerosos beneficios que, evidentemente, presenta cada vez que se reflexiona sobre este tema se suele enfocar desde una perspectiva catastrofista.

Quién no ha escuchado eso de que los robots quitarán los puestos de trabajo a las personas o que la inteligencia artificial es una auténtica amenaza.

Como en la vida no es todo blanco o negro, Matt Bencke quiere desterrar a través de Tech Crunch, 3 premisas que se han establecido y que quizá necesiten, al menos, una revisión.

1. Solo pensar en grandes proyectos
Cuando hablamos de inteligencia artificial solemos pensar en grandes proyectos como el coche autónomo, la desaparición de las apps y de las pantallas, etc.

Sin embargo, es necesario acotar el campo de visión y es que, esos proyectos, aunque posibles, tardarán años en hacerse realidad.

Sin embargo, la inteligencia artificial ya está entre nosotros a pesar de no darnos cuenta y se reflejan en las innovaciones de los servicios de los que disfrutamos hoy en día.

Gracias a esta tecnología las compañías son capaces de mostrarnos los productos correctos, anuncios más adecuados, organizar nuestro contenidos o hablar directamente con nosotros en un lenguaje cotidiano.

Por lo tanto, la inteligencia artificial tiene un enorme poder de transformación pero recuerde que los grandes cambios se producen a raíz de la acumulación de los pequeños y de manera progresiva.

2. La inteligencia artificial es solo para los imperios tecnológicos
Aunque la mayoría de las noticias que conocemos sobre los avances en este campo provienen de grandes compañías como Facebook, Amazon o Microsoft, lo cierto es que esta tecnología ya no es solo cosa de grandes fortunas.

Y es que, la democratización en el acceso a las tecnologías cada vez más asequibles, el incremento de ingenieros especializados y, sobre todo, la correcta aplicación de los datos permite a cualquier compañía por pequeña que sea, desarrollar proyectos de inteligencia artificial.

3. Creer que es un fin en sí mismo
Es frecuente que la inteligencia artificial se vea como una herramienta con un fin y no como lo que es, un medio.

No obstante, esta tecnología, lejos de tener unas limitaciones claras, supone un medio para seguir desarrollando el camino hacia el futuro y la mejora en todos los campos.

Por ello, hay que ver la inteligencia artificial como la llave que puede desbloquear valores todavía ocultos pero que cambiar positivamente la vida de las personas en todos sus aspectos.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir