Digital

4 razones por las que los eSports son el diamante en bruto del marketing en 2018

4 razones por las que debería asomar la patita por debajo de la puerta de los eSports este 2018

La industria de los videojuegos se ha convertido en una gran mina de oro dentro y fuera de nuestras fronteras. Los millones de fieles aficionados que existen en todo el mundo han convertido este sector en uno de los más rentables rompiendo récords año tras año.

Así, a nivel mundial, la industria creció un 8,5% entre 2015 y 2016 pasando de 91.800 a 99.600 millones de dólares y, a falta de cifras oficiales, se estima que en 2017 podría haber alcanzado unos ingresos de 106.500 millones de dólares.

Pero dentro de este sector existe una nueva modalidad que ha despuntado a lo largo del último año y que se presenta como una oportunidad de oro para las marcas en este 2018. Se trata de los denominados eSports, competiciones de videojuegos que se emiten en directo para que usuarios de todo el mundo lo sigan en directo.

China, como no podía ser de otra manera, encabeza el visionado de eSports en el mundo (57%), según datos de IHS Markit, pero Europa va ganando tracción en este terreno y en 2016 se convirtió en el segundo mercado más grande del mundo, generando unos ingresos de 301 millones de dólares en 2016 y se estima que aumenten hasta los 346 millones en 2018.

España tampoco se queda atrás en el ámbito de los eSports y es que, dentro del mercado europeo, nuestro país se sitúa en la quinta posición, representando un 5% de los ingresos en el continente.

Ante estas cifras, no es extraño que hayan sido muchos los que han visto una enorme oportunidad de negocio que incluyen desde empresas del sector tecnológico hasta universidades que ya han puesto en marcha formación relacionada con este ámbito.

Incluso la compañía Intel ha querido que los eSports sean parte de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyongyang este 2018 aunque, de momento, solo a modo de exhibición.

Pero también las marcas han puesto el foco en este negocio y si en 2016 la inversión publicitaria fue de 280 millones de dólares, para 2021 se espera que se alcancen los 1.000 millones de dólares.

La rapidez con la que ha crecido el sector de los eSports en los últimos años no deja duda: se postula a ser el nuevo diamante en bruto de la industria marketera. Subirse al carro de esta modalidad de videojuegos marcará un antes y un después para los anunciantes. Por ello, le ofrecemos 4 razones por las que los eSports deben estar en su estrategia este 2018:

1. El awareness de los consumidores sobre los eSports se incrementará más rápido de lo esperado

Con la cada vez mayor participación de grandes marcas, equipos deportivos y celebrities en este mundo, el awareness entre los consumidores aumentará como la espuma.

Según datos de Nielsen, en el año 2016, el 14% de los usuarios americanos de más de 13 años son fanáticos de los eSports mientras, a nivel mundial, 1.300 millones de personas conocen esta modalidad de videojuegos, según Newzoo.

2. Los patrocinios son el mejor escaparate publicitario

BMW, Mercedes-Benz, Intel, Snickers o Coca-Cola son solo algunas de las marcas que han querido asomar la patita por debajo de la puerta de los eSports, deslumbrados por los 1.500 millones de dólares de ingresos que generaron solo en 2017.

Con unas previsiones de llegar a los 2.300 millones de dólares en 2022, según SuperData, este es el momento para que el resto de compañías apuesten por la nueva revolución de los videojuegos.

Claro que, es necesario entrar en este terreno de la mano de la innovación y de unos acuerdos a largo plazo con entidades que van consolidándose cada vez más como Overwatch League o Riot’s League Championship Series y que se presentan como un gran escaparate para las marcas.

3. La profesionalización de los eSports

No solo las marcas han puesto sus ojos en este mundo. Deportistas profesionales y celebrities también invierten en los eSports incluso si no tienen nada que ver con ellos. Es el caso de Jennifer Lopez que ha decidido invertir, junto a otros deportistas, 15 millones de dólares en NRG Esports.

La inversión temprana en este negocio será para los pioneros y visionarios del mercado, la clave de su éxito, y se beneficiarán del crecimiento del awareness, la integración de marca y los ingresos.

Con los eSports dando sus primeros pero grandes pasos, en los próximos meses veremos a una buena cantidad de influencers aterrizar en este prometedor mundo para intentar llevarse un trozo de la tarta.

4. Los derechos audiovisuales serán la gran competición para los grandes medios

Aunque en la actualidad Twitch se ha consolidado como la plataforma dominante en la emisión de los eSports, no tardarán en llegar nuevos competidores que quieran sacar tajada de estas competiciones.

Facebook, Twitter o YouTube están al acecho y, desde luego, no perderán la oportunidad de formar parte de este movimiento aprovechando su conexión con la audiencia más joven.

Aunque de momento no existe un modelo de visionado premium, todo llegará y no sería extraño que las televisiones reivindiquen también su hueco. De hecho, ya comenzamos a ver algunos movimientos en este sentido con Turner invirtiendo en eSports en 2016.

La industria de los eSports crece de manera exponencial cada año y las oportunidades que ofrece en forma de publicidad, derechos de emisión, merchandising o patrocinios son enormes. Y es que, no se trata de una tendencia más si no de un nuevo fenómeno que ha llegado para quedarse.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir