Digital

Las claves para no fracasar con las estrategias digitales

5 claves para evitar que las estrategias digitales les salgan rana a las empresas

Aunque la fusión de tecnología y Big Data es el mantra que guía en los tiempos que corren a las empresas, pocas compañías sacan todo su jugo a este dúo.

estrategias digitalesLas tecnologías digitales de nueva hornada y el Big Data son piezas absolutamente esenciales en al actual puzle marketero. Sin embargo, a la hora de ponerse manos a la obra y sacar todo su jugo marketero a la tecnología y a los omnipresentes (y caudalosos) datos las empresas se muestran excepcionalmente torpes y fracasan estrepitosamente. Así lo concluye al menos un reciente estudio de la agencia Wunderman.

El 74% de las empresas dice haber implementado ya tecnologías con el foco puesto en los datos. Aun así, sólo una tercera parte de ellas reconoce la influencia de los “insights” extraídos de los datos en sus decisiones de marketing. Y el 62% admite su total y completa incapacidad para arrancar acciones concretas de los datos que hay su disposición.

En el escasa representatividad de los datos en las decisiones de marketing influyen, y muchos, las achacosas estructuras de las empresas. El 73% de las compañías admite que sus diferentes departamentos continúan trabajan aislados y encerrados en silos. Y el 89% tiene el pleno convencimiento de que los silos socavan gravemente la comunicación (uniforme y homogénea) dentro de las empresas.

Por otra parte, el 59% de las compañías admite su descontento con el rendimiento de sus inversiones en marketing.

En su informe Wunderman recomienda a las empresas que sigan estos 5 pasos para implementar con éxito sus estrategias digitales (y exprimirlas al máximo en clave marketera):

1. Definir el rendimiento. Es absolutamente vital que las compañías establezcan con suma claridad los indicadores que van a utilizar para medir el rendimiento de sus estrategias digitales y que no pierdan jamás de vista los resultados que aspiran conseguir. Es esencial asimismo rastrear adecuadamente los progresos y tomar la medida a los resultados.

2. Apostar por la claridad. Los objetivos de las empresas deben emanar siempre de una visión clara e inequívoca. Además, es de suma importancia que todas y cada una de las personas involucradas en las estrategias digitales tengan meridianamente claro cuál va a ser su papel.

3. Enarbolar la bandera de la velocidad. Las compañías deben estar en posición de generar información en tiempo real, actuar en base a tal información y adaptarse constantemente a las eternamente cambiantes condiciones del mercado y también a las veleidosas necesidades del cliente.

4. Poner el acento en la transparencia. El acceso a los datos de calidad que obran en poder de las empresas debe ser facilitado a todos y cada uno de los departamentos que las vertebran y forman parte de ellas.

5. Ejecutar la transformación a nivel global. Las empresas deben pertrecharse de una cultura y una organización suficientemente capacitadas para adaptarse a estructuras, procesos y medidas de manera absolutamente flexible cuando afloran nuevas posibilidades.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir