Digital

5 pasos para prevenir la adicción a la tecnología

5 maneras de desconectarse del mundo digital para vivir en el real

En una era en la que la dependencia de la tecnología es uno de los mayores males a nivel global, el profesor de psicología de la California State University, Larry Rosen, ofrece 5 maneras de prevenir la adicción.

offLa adicción a la tecnología es una realidad en nuestro país. De hecho, España se sitúa como el quinto país a nivel mundial con más dependencia del smartphone y con un tiempo diario invertido que supera las 2 horas.

Además, según un estudio de Deloitte, la mitad de los usuarios consulta el móvil hasta 50 veces al día y la primera consulta pocos minutos después de despertarse, mientras un informe de Havas Worldwide asegura que 6 de cada 10 personas cree que sus vidas serían mejor si fuesen más productivos y la mitad de ellos reconoce perder mucho tiempo con el móvil.

Pero no solo las cifras reflejan esta situación pues la necesidad de los usuarios de estar permanentemente conectados ha hecho saltar las alarmas.

Hace tan solo unas semanas el Consejo de Ministros aprobó la Estrategia Nacional sobre Drogas a Estrategia Nacional de Adicciones que incluye por primera vez la adicción a las nuevas tecnologías.

Por su parte, la industria publicitaria y tecnológica también ha querido reflejar esta realidad a través de campañas que alertan sobre los peligros de que el móvil se convierta en una extensión de nuestro brazo y animan a los usuarios a dejar a un lado el smartphone poniéndoles los dientes largos a los millennials con suculentos premios.

Y es que el abuso de la tecnología conlleva trastornos psicológicos y sociales que serían fácilmente evitables aplicando sentido común y un poco de voluntad.

Si usted es uno de los que lo ha intentado todo sin éxito, no se preocupe, Larry Rosen, profesor de psicología de la California State University, nos ofrece 5 trucos para desconectar del mundo virtual y reconectar con el real:

1. Donde caben dos no caben tres
Seguro que buena parte de su día se basa en responder larguísimas cadenas de emails en las que están involucradas decenas de personas para tratar una cuestión que, en realidad, se podría solucionar con 4 o 5 de ellas.

Y si de algo pecamos los españoles es de tener opinión sobre cualquier asunto. Optar por la opción “responder a todos” no le llevará a más que a desencadenar una oleada de emails de los que, en su mayoría, no se extrae ninguna conclusión clara.

Aprenda a calibrar la necesidad de incluir a un gran número de gente y apueste por hacer partícipe de la conversación solo a aquellas realmente relevantes.

2. El horario laboral está para cumplirlo
A pesar de que todo empleado cuando entra a trabajar en una empresa firma un contrato en el que se establece un horario laboral concreto, lo cierto es que pocas veces se cumple.

Y, con la llegada de la tecnología, la filosofía “always on” ha sido asumida de manera natural por muchas personas viviendo para trabajar en vez de trabajar para vivir.

Rosen aconseja establecer la norma “7am – 7pm”, es decir, no responder llamadas, mensajes o emails ni antes de las 7 de la mañana, ni después de las 7 de la tarde.

3. Tómese un respiro, su cerebro (y su productividad) se lo agradecerá
Trabajar en exceso y de manera continuada, a diferencia de lo que se pueda pensar, es absolutamente improductivo. El cerebro necesita descansos para poder funcionar a pleno rendimiento.

De hecho, según un estudio de The Energy Project, realizado a 12.000 profesionales, aquellas personas que trabajan en periodos de 90 minutos muestran un 30% más de concentración, un 50% más de capacidad creativa y gozan de mejor salud en un 46%.

No obstante, Rosen señala que la desconexión debe ser completa haciendo cosas como mantener una conversación, hacer ejercicio o dar un paseo al aire libre.

4. Invierta tiempo de calidad en lo que realmente importa
La tecnología no solo ha invadido el ámbito profesional de nuestras vidas, sino también el personal.

Quedar con amigos o ver a la familia sin tener un móvil sobre la mesa es una misión casi imposible hoy en día.

Sin embargo, dejar a un lado los aparatos y mirarse a la cara en vez de hacerlo detrás de una pantalla hará que el tiempo que pase con sus allegados sea de calidad.

Valorar la presencia de los seres queridos es algo que normalmente subestimamos y alejarse del mundo virtual para disfrutar de lo real no solo le beneficiará mentalmente, sino también emocionalmente.

5. La tecnología, mejor fuera de la habitación
A medida que pasa el día, el cerebro poco a poco va apagándose y generando melatonina que ayuda al descanso.

Sin embargo, la luz que desprenden los dispositivos ya sean ordenadores, tabletas o móviles, ralentiza ese proceso desencadenando problemas de insomnio debido al aumento del cortisol.

Asegúrese de dejar las pantallas a un lado cuando se meta en la cama y céntrese en tener un sueño reparador y desconectado para afrontar la rutina inevitablemente conectada.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir

Centro de preferencias de privacidad

Navegación

Estas cookies permiten que el Sitio Web funcione correctamente por lo que son esenciales para que el Usuario pueda usar todas las opciones del Sitio Web y pueda navegar y utilizar las funciones de la misma con normalidad.

Advertising

Analíticas

Estas cookies recopilan información anónima de manera estándar sobre la navegación del Usuario y sus patrones de comportamiento. La información recogida mediante las cookies analíticas es utilizada para la elaboración de perfiles de navegación de los Usuarios de este Sitio Web, con el fin de introducir mejoras en nuestro servicio.

__utma, __utmz, __utmb
__utma, __utmz, __utmb

Other