Digital

5 SEGUNDOS DECISIVOS PARA EL ÉXITO DEL SITIO WEB

Cinco segundos dura el intervalo en el que el cliente decide si hacer clic en la siguiente página le sirve de algo o supone una pérdida de tiempo. Así que, ¿qué ven los usuarios durante los primeros cinco segundos? Antes de lanzar un sitio web, hay que asegurarse de que está optimizado para los distintos navegadores y sistemas operativos desde los que se puede acceder a él. La optimización asegura una óptima experiencia a todos los interesados en el sitio web, independientemente de si su opción informática es la más popular o la más minoritaria. Estos son los consejos del especialista Justin Palmer:

1º segundo: Impresiones. Dando por supuesto que la página se carga rápido, hay que tener en cuenta también el orden en que se cargan los elementos de la página. ¿Aparece primero el logo? ¿Las opciones de navegación? ¿Las fotos de productos? ¿O es Google AdSense más rápido que el resto de elementos? En el primer segundo toma forma la primera impresión, que luego marca de forma fundamental la evaluación que el usuario hace del sitio web. Los usuarios no suelen distinguir un buen diseño de uno malo, pero sí pueden reconocer los diseños flojos y basados en cajas estándar.

2º segundo: Definición. En este segundo, se tiene que definir el valor añadido que se ofrece. La cuestión es ¿Quién soy y qué ofrezco? Al observar diversas páginas web, es fácil averiguar de forma intuitiva qué sitios transmiten la impresión de utilidad y competencia, aunque no se sepa de diseño. Muchas veces se trata de un encabezamiento o titular bien formulado. La página debe comunicar el valor exclusivo de la empresa, no solo lo que vende.

3º segundo: Relevancia. ¿Cumple con facilidad el usuario el objetivo de su visita al sitio web? ¿Mantiene el sitio web la promesa formulada en el anuncio de AdWords? ¿Vuelve a encontrar el usuario el teaser? La relevancia se construye también con las imágenes, no solo con el texto. Si se prometen precios bajos pero esta promesa no se refleja de forma gráfica en la página de llegada (por ejemplo, mediante precios tachados u otros recursos gráficos habituales), el usuario puede sentir que le faltan indicadores de la promesa buscada.

4º segundo: Gancho. Hay que utilizar ganchos adecuados a los distintos tipos de consumidores a los que se dirija la oferta. El cazador de ofertas pica con los precios, las personas más emocionales, con una gráfica cálida, los expertos se frotan las manos ante un white paper o un gráfico. Para otros, simplemente debe parecer sencillo.

5º segundo: Acción. Aunque los usuarios no lleven prisa y pasen un rato en el sitio web, conviene mostrar de forma clara el punto de acción, para que estos no terminen preguntándose “Y ahora ¿qué hago? Los botones tienen que llamar la atención sobre la acción más importante, ya sea recoger datos, comprar un producto, pedir información, para la que se ha creado el sitio web.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir