Digital

5 síntomas que podrían advertirle de que se le ha ido la mano invirtiendo en digital

Being illLas previsiones apuntan a que este año seremos testigos de cómo el gasto en el entorno digital superará al efectuado en televisión. Un hecho que nos lleva a plantear un razonamiento bastante lógico: si el público se está moviendo cada vez más al mundo digital los anunciantes tienen que hacer lo mismo.

Resulta de particular interés para las marcas analizar y comprender los comportamientos relacionados con el mundo de la TV que están migrando a los canales digitales. Los usuarios cada vez ven mayor volumen de contenidos a través de dispositivos móviles y los televisores con decodificadores de internet o Smart TV están registrando interesantes crecimientos.

Una situación que ha obligado a los marketeros a ponerse a la carrera motivados por el entusiasmo de la audiencia con la vista puesta en la eficacia y relativo bajo coste del vídeo digital.

Pero no se trata de subirnos al carro porque el resto lo esté haciendo. Sucede lo mismo que con las redes sociales: no hay que estar por estar sino que debemos comprenderlas y entender el comportamiento de nuestro público. Razón por la que en el caso del mundo digital muchos marketeros están tomando caminos equivocados.

O bien están ejecutando sus estrategias dejando a un lado (gran error) la televisión tradicional o únicamente tienen ojos (y presupuesto) para el atractivo mundo digital. Hoy queremos poner el foco en el segundo caso.

Desde AdAge recogen un total de cinco síntomas que servirán a los anunciantes para comprobar si han caído en el saco de los que solo piensan en el mundo digital a la hora de invertir:

1. Presta demasiada atención a las tendencias

Seguro que ha escuchado aquello de que los jóvenes ya no consumen televisión tradicional o que los millennials son la gran generación sobre la que debemos poner todos nuestros esfuerzos.

Recientes informes de Nielsen demuestran que la TV tradicional sigue despertando un gran interés entre el público de todas las edades, y basta con echar un vistazo a las inversiones de muchos anunciantes siguen destinando al medio.

2. Cree que el precio es el mejor

Puede ser que piense que los medios digitales son más eficientes, que la compra de medios puede conseguirle impresiones a escala masiva a través de programática y que los CPM son más baratos gracias a cada vez se miden con mayor precisión los resultados.

Un escenario que puede hacer pensar que el retorno de la televisión es menor. Pero no se fíe de las apariencias ya que los datos (por citar algunos) ofrecidos por Discovery Communications muestran una vuelta de las inversión a la TV precisamente gracias a la mejor medición en las audiencias.

3. Los datos digitales le resultan más atractivos

Cada vez más anunciantes centran su atención en indicadores de novel medio y cortoplacistas en los canales digitales dejando a un lado el retorno a largo plazo. Analizar por ejemplo el porcentaje de clics puede ayudarnos para medir el comportamiento del usuario en el entorno digital pero eso no quiere decir que se vaya a traducir en ventas.

El fraude y la visibilidad en la publicidad online son dos de los grandes retos a los que hacer frente pero recientes estudios publicados por Integral Ad Science demuestran incluso los anuncios 100% visibles no son necesariamente valiosos.

4. Piensa que la TV tradicional ha perdido eficacia

Un pensamiento equivocadamente extendido es el que señala que la televisión está perdiendo efectividad frente a los nuevos canales digitales. Nada más lejos de la realidad. Los usuarios cada vez utilizan más dispositivos a la hora de consumir TV tradicional lo que genera un ecosistema de interacción que se traduce en una mejora de la eficiencia de la publicidad en TV.

5. Está comparando manzanas con peras

Después de todo lo que le hemos explicado la conclusión es muy sencilla. Recurriendo al saber popular, “las comparaciones son odiosas” y en este caso inservibles. El mundo digital presenta ventajosos beneficios frente a la TV tradicional y viceversa.

Una buena estrategia no debe dejar de lado ninguno de los dos salvo que el público al que nos dirigimos esté completamente concentrado en uno de estos dos bandos que nos hemos empeñado en enfrentar cuando el éxito pasa precisamente por lo contrario.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir